Actualizado: 07/12/2018
InicioNoticiasEl cementerio de Santo Cristo de la Veracruz de Estepona lleva tres meses sin agua potable

El cementerio de Santo Cristo de la Veracruz de Estepona lleva tres meses sin agua potable

El cementerio de Santo Cristo de la Veracruz de Estepona lleva tres meses sin agua potable

Vía: Málaga Hoy

Desde principios de año el cementerio Santo Cristo de la Veracruz, de Estepona, (provincia de Málaga) no tiene agua potable. Los camiones cisterna de los bomberos son los que están garantizando el suministro para las zonas comunes si bien no se permite el consumo humano. La situación se está enquistando.

Un problema en la comunidad de propietarios a la que pertenece el recinto, actualmente gestionado por Funespaña, es lo que está impidiendo la llegada de agua hasta el camposanto según señalan los vecinos afectados. El Ayuntamiento, por su parte, no ofrece ningún tipo de explicación ante las reiteradas preguntas de los residentes, usuarios y de la prensa.

Según indican los vecinos, en la última reunión mantenida con representantes municipales se les comunicó que el Ayuntamiento había conseguido reducir de 350.000 euros a 60.000 el presupuesto de las obras que hay que acometer para devolver el suministro tanto a los residentes en la zona como al cementerio. Eso sí, los 60.000 euros los tendrán que desembolsar íntegramente los vecinos, a razón de 2.000 euros cada uno, ya que, según explican, el Consistorio asegura que su aportación ha sido rebajar la cuantía de las obras.

Pero esta no es la única condición que pone el equipo de gobierno, si no que además le ha comunicado a los propietarios de la zona que el cementerio no pagará la deuda que mantiene con la comunidad, condiciones estas que no han satisfecho a parte de los residentes. El corte del suministro eléctrico de la estación de bombeo se produjo debido al impago de 3.000 euros.

De los 35 vecinos que conforman la comunidad de propietarios en la que se incluye el cementerio solo 15 pagan las cuotas, por lo que se han dejado de abonar las cuotas de 500 euros cada dos meses que supone la electricidad de la estación de bombeo.

El propio Ayuntamiento mantiene deudas con la comunidad que se remontan al momento en el que se rescató la concesión a Funespaña, mercantil que está nuevamente al frente de la gestión de las instalaciones y que el verano pasado pagó parte de las cuotas que le corresponden si bien no se ha hecho cargo de las deudas generadas en los años en los que la gestión fue pública.

 

 

Compartir:
Valorar este artículo