Actualizado: 15/11/2018
InicioMedicina ForensePresentan una denuncia por “insalubridad” en el Instituto de Medicina Legal de Asturias por mal olor

Presentan una denuncia por “insalubridad” en el Instituto de Medicina Legal de Asturias por mal olor

Presentan una denuncia por “insalubridad” en el Instituto de Medicina Legal de Asturias por mal olor

Vía: Patricia del Gallo

El sindicato CCOO acaba de presentar ante Inspección de Trabajo del Principado una denuncia por “insalubridad” en el Instituto de Medicina Legal de Asturias ubicado en Oviedo. El pasado lunes algunos trabajadores tuvieron que abandonar las dependencias ante el “insoportable olor a muerto” que había en el hall y en la primera planta, donde se encuentra el Juzgado de Vigilancia Penitencia, situados sobre las salas de autopsias.

Los funcionarios de ese juzgado han denunciado que ese día sufrieron irritaciones en los ojos, náuseas y picores en las fosas nasales y la garganta, hasta el punto de que tuvieron que abrir las ventanas, a pesar de las bajas temperaturas de estos días o incluso los más sensibles, salir a la calle a respirar. Las quejas llegan de los funcionarios del Juzgado y no de los forenses que realizan las autopsias, asegura Juanjo Azcano, secretario del sector de Justicia CCOO de Asturias. “Ellos están más acostumbrados porque es su trabajo, pero los demás tienen derecho a trabajar en unas mínimas condiciones”.

Y es que estos malos olores, lejos de ser nuevos, son habituales los días posteriores a que se lleve a cabo la limpieza de los digestores, los contenedores donde se depositan los restos orgánicos tras las autopsias. Los trabajadores temen que estos olores puedan tener efectos nocivos para su salud.

No es la primera vez que los trabajadores denuncian la situación. Ya lo hicieron este verano cuando al “insoportable olor” se juntó el calor de la época y la presencia de moscas en el edificio. El centro había sido abierto apenas un mes antes. En él se concentran ahora las autopsias para toda Asturias. Se realizan entre 15 y 20 a la semana. Se decidió entonces aumentar la recogida de restos y se colocaron contenedores herméticos. El problema parece que viene ahora, cuando esos contenedores se limpian.

Compartir:
Valorar este artículo