Actualizado: 19/06/2021
InicioNoticiasRecogida de firmas y movilizaciones en contra del futuro tanatorio de Valdemoro

Recogida de firmas y movilizaciones en contra del futuro tanatorio de Valdemoro

Recogida de firmas y movilizaciones en contra del futuro tanatorio de Valdemoro

Vía: Jaime Domínguez
 / Gente digital

El Ayuntamiento de Valdemoro (Comunidad de Madrid) anunció a primeros de año la externalización de los servicios funerarios de la ciudad. La concesión a la empresa adjudicataria incluía la construcción de un crematorio en el cementerio situado en el entorno del barrio La Estación.

Allí se podrían realizar las incineraciones de los fallecidos en la localidad, ya que la ciudad no cuenta por el momento con ninguna instalación de este tipo. Sin embargo, todo este proceso se ha encontrado con la oposición del Partido Socialista y de un grupo de vecinos que viven en una zona muy próxima al emplazamiento del nuevo crematorio.

En este último grupo se encuentra Begoña Corral, que se está encargando de promover todo tipo de actuaciones para impedir que este proyecto se convierta en una realidad. “Estamos recogiendo firmas para llevarlas al Ayuntamiento y ya tenemos más de tres mil. También haremos una manifestación que posiblemente sea el 6 de abril”, explica Begoña. Una vecina. Tanto ella como el resto de los vecinos involucrados en esta movilización aseguran que “las incineraciones arrojan a la atmósfera muchas partículas tóxicas.

Por respirarlas un día no pasa nada, pero estar habitualmente en contacto con ellas puede aumentar el riesgo de cáncer o de malformaciones en los fetos, según algunos informes que hemos visto”. Begoña recuerda que a menos de 500 metros del cementerio hay varios centros educativos y que los crematorios de Ciempozuelos y Pinto “están a las afueras de sus respectivas localidades y son accesibles para los de Valdemoro”.

Niegan los riesgos

El portavoz del Gobierno de Valdemoro, Javier Hernández, respondió a las críticas asegurando que a los socialistas de la ciudad “no les importa fomentar una absurda alarma sanitaria entre los vecinos o rechazar la construcción de un servicio que ellos mismos reclamaban hace muy pocas fechas, si con ello obtienen algún rédito político”. Hernández aseguró que la legislación actual no establece distancias mínimas para una instalación de este tipo.

 

Compartir:
Valorar este artículo