Actualizado: 12/11/2018
InicioMedicina ForenseLos forenses trabajan sin descanso para identificar a las victimas del accidente ferroviario

Los forenses trabajan sin descanso para identificar a las victimas del accidente ferroviario

Los forenses trabajan sin descanso para identificar a las victimas del accidente ferroviario

Más de veinte médicos forenses de toda Galicia trabajan en las labores de identificación y certificación de fallecimiento de las víctimas del accidente ferroviario.

La dimensión del siniestro hizo que los profesionales adscritos al Imelga (Instituto de Medicina de Legal de Galicia) se movilizasen de manera espontánea a medida que se iba confirmando el alcance de la tragedia. Técnicos de otros puntos de Galicia se ofrecieron también a colaborar, sin que se estimase necesaria su participación.

El trabajo de los médicos forenses se está viendo facilitado por la ausencia de grandes quemados, que siempre son los que generan más dificultades, según la experiencia de estos profesionales. Al ser la práctica totalidad de las muertes consecuencia de múltiples traumatismos, se sigue un procedimiento sencillo, al estimarse innecesario profundizar en otros detalles o hacer exámenes toxicológicos, que sí son necesarios cuando, en accidentes de este tipo, fallece el conductor.

Con todo, tanto en los casos de los cadáveres que llegan a la mesa del forense previamente identificados por la policía, como los que aún no lo están, el protocolo de actuación incluye la recogida de muestras personales, que permitan descartar cualquier duda posterior.

La actividad de los forenses se está centrando, en primer lugar, en quienes ya están previamente identificados por la policía. Para el final quedarán quienes aún no lo están, a la espera de que las fuerzas de seguridad completen su trabajo, ya sea con la revisión de los efectos personales, que en todo momento permanecen a su lado, u otro tipo de indagaciones.

El ritmo de trabajo con el que se están completando las identificaciones permite aventurar que esta misma noche, todo lo más de madrugada, podrán finalizar los trabajos, con lo que las familias podrán disponer de los cadáveres.

Compartir:
Valorar este artículo