Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasLa mayoría de cementerios de Orense y provincia están prácticamente saturados

La mayoría de cementerios de Orense y provincia están prácticamente saturados

La mayoría de cementerios de Orense y provincia están prácticamente saturados

Vía: Diario de Galicia

En muchos pueblos ourensanos ya no es posible encontrar un nicho disponible. Más de la mitad de los cementerios de la provincia están al borde de la saturación y 22 camposantos ya están ocupados al 100%. La situación es especialmente grave en municipios como Cualedro o Rubiá, que tienen al menos cinco parroquias en esa situación, aunque también hay núcleos con estos problemas en los concellos de O Bolo, A Gudiña, Xunqueira de Ambía, Larouco, Leiro, Lobeira y Maside.

Así aparece reflejado en la Encuesta de Infraestructuras y Equipamientos Locales que anualmente elabora la Diputación ourensana tras una exhaustiva recogida de datos.

En ese documento se detalla el estado de los 910 cementerios que existen en la provincia. Más de la mitad -en concreto, 479- tienen un nivel de ocupación igual o superior al 90 %. Al 99 %, es decir, prácticamente completos, están 138 camposantos.

De hecho, son excepción los que tienen más de la mitad de sus nichos vacíos y es muy complicado encontrar alguno con un disponibilidad amplia. Al 10 % o menos de ocupación solo están -siempre según los datos de la Encuesta de Infraestructuras y Equipamientos Locales de la Diputación ourensana- los camposantos de Pacios y A Peroxa capital (A Peroxa) A Fraga (Lobeira), Celavente (O Bolo) y Sobrado (A Pobra de Trives).

En muchos casos, los responsables políticos de los municipios tienen dificultades para ampliar los cementerios porque no son de titularidad pública, si no confesional. Así ocurre con la práctica totalidad de los 22 camposantos que están al 100 % en la provincia de Ourense. Solo tres, todos ellos en el concello de Rubiá, son de propiedad municipal.

En todo caso, la ubicación de muchos dificulta una posible ampliación. La encuesta de la Diputación refleja que, de los 910 cementerios ourensanos, 375 no podrán crear nuevos nichos.

O Bolo (Paradela y Valdanta), Cualedro (Atas, Baldriz, Santa María das Mercedes, Pedrosa, Penaverde y Rebordondo), A Gudiña (O Cañizo), Xunqueira de Ambía (A Abeleda), Larouco (A Caseta y O Castro), Leiro (Gomariz y Serantes), Lobeira (A Canle), Maside (Dacón y A Touza) y Rubiá (Oulego, Porto, Sobredo, Robledo da Lastra y Rubiá).

Compartir:
Valorar este artículo