Actualizado: 16/12/2017
InicioMedicina ForenseTécnicas y avances de la medicina forense

Técnicas y avances de la medicina forense

Técnicas y avances de la medicina forense

Vía: Nínive Luanda Glez. (Azteca noticias)

El trabajo de los forenses cada día exige más y por ello han buscado nuevas técnicas que ayuden a la identificación efectiva de los cadáveres . Con el paso de los años se ha logrado ampliar las técnicas de identificación de un cadáver gracias a las investigaciones recientes, lo cual permite la aplicación en áreas jurídicas y forenses.

Existen diversos métodos de identificación determinativos como el ADN que en muchos casos ha establecido fehacientemente la identidad de un cadáver, sin embargo, esta técnica resulta ser muy cara debido al costo tan alto que genera montar un laboratorio destinado a tales fines.

La identificación más común es la antropología forense que es identificar a una persona mediante sus características físicas, propias de cada sujeto; nos permite saber la raza del individuo, talla, peso, sexo, edad, tiempo de muerte, etc.

La antropología forense también se utiliza para identificar apersonas vivas, normalmente relacionadas con algún ilícito, realizando un estudio morfocomparativo (comparación de las características externas de su cuerpo).

La dactiloscopía es uno de los métodos más confiables dentro del proceso de identificación ya que las huellas dactilares nunca cambian y se facilita su archivo y ordenación, de forma que puedan ser localizadas fácilmente.

La odontología forense es útil ya que los dientes y sus raíces son estructuras que soportan traumatismos, agresiones por fuego, ácidos o el paso del tiempo, manteniéndose íntegros, también son reservorios de la pulpa dental que puede servir para pruebas de ADN.

La fotografía forense es el mejor elemento de apoyo para el dictamen, las imágenes deben revelar claramente los resultados obtenidos, deben ilustrar todas las lesiones, tanto externas como internas.

Sin embargo, existen otras técnica inusuales pero igual de efectivas, como la autopsia sin bisturí, que son estudios tridimensionales a partir de una resonancia o tomografía, manipuladas con un software que nos proporcionará las alteraciones que presentan los cuerpos de una víctima y se determinará las causas de la muerte.

La última técnica es la identificación de los cuerpos a través de larvas, científicos mexicanos consiguieron identificar el cuerpo de una persona calcinada usando los residuos gastrointestinales de los gusanos que se alimentaron del cadáver.

 

Compartir:
Valorar este artículo