Actualizado: 12/12/2017
InicioMedicina ForenseAnálisis de contusiones, laceraciones y heridas de cuchillo

Análisis de contusiones, laceraciones y heridas de cuchillo

Análisis de contusiones, laceraciones y heridas de cuchillo

Vía: Cienciaforense.com

En todo ataque físico, sin importar si condujo o no a la muerte, el atacante producirá diferentes tipos de marcas en el cuerpo de la víctima que guiarán a la reconstrucción de la escena del crimen y ayudarán a determinar la causa de muerte.

Cada tipo de arma producirá una herida característica. En el caso de las puñaladas de cuchillo, encontraremos principalmente lesiones internas y las consecuentes hemorragias; mientras que en las cortaduras, si las mismas son dirigidas a venas principales, su efecto puede ser igualmente letal.

Por ultimo, el uso de un objeto contundente tal como un martillo, una piedra o un bate de baseball romperá huesos que producirán lesiones internas, dañando órganos vitales y posiblemente produciendo la muerte, pero siempre dejando marcas superficiales en la piel.

Contusiones – hematomas

Las Contusiones son causadas por un golpe importante produciendo trauma en los tejidos y el daño de las venas que se encuentran por debajo de la superficie. La sangre se derramará (‘extravasación’) hacia los tejidos circundantes de los capilares, venas y arterias dañadas. El sangrado resultante puede ser petequia: puntos rojo-púrpuras , dados por ejemplo en la asfixia, o por defectos en la coagulación de la sangre tales como la Coagulación Instravascular Diseminada ( Disseminated Intravascular Coagulation – DIC); Equimosis, menores en tamaño a un par de milímetros; y los Hematomas: de mayor tamaño que los anteriores.

Las contusiones se encuentran dentro de las lesiones físicas mas relevantes para el patólogo forense, ayudando de determinar los puntos de impacto, la fuerza aplicada y el tiempo estimado.

Probablemente el hecho más importante para resaltar sobre los hematomas, es que solo pueden inflingirse en personas vivas, ya que luego de la muerte no hay circulación. De todas formas, una gran fuerza aplicada a un cuerpo muerto producirá contusiones, pero nada comparadas con las producidas sobre un cuerpo vivo, y serán rápidamente develadas en la autopsia.

También, el grado en el que una persona sufrirá las contusiones dependerá de la edad, el sexo, el área de impacto, y posibles enfermedades. Por ejemplo, la gente mayor obtendrá hematomas con mas facilidad que le gente joven, al igual que . las mujeres en relación a los hombres. Por supuesto, que la presencia de una enfermedad tal como la hemofilia, enfermedades de hígado y alcoholismo serán de importancia en la interpretación de los mismos.

Diferentes partes del cuerpo son más susceptibles a las contusiones que otras. Tal es el caso de los parpados en comparación con las palmas o plantas de los pies. A diferencia de las abrasiones, las características del objeto causante de la contusión no son tan fácilmente determinables. El goteo de sangre generalmente tiende a difundirse por los tejidos, siguiendo las capas debajo de la piel, en planos faciales.

Un fenómeno importante para tener en cuenta es el aparente “cambio” de las contusiones con el pasar del tiempo. Por ejemplo, una lesión en el cráneo puede resultar en un ojo morado y los hematomas también pueden “aparecer” luego de algunos días por la misma razón. Dadas estas circunstancias, los patólogos examinan el cuerpo nuevamente en búsqueda de nuevas contusiones.

De todas formas, hay una excepción para esto. Las contusiones intra – dermales , al encontrarse en la capa mas externa del tejido, justo por debajo de la epidermis peden reproducir el tramado del objeto que lo causo, como por ejemplo las llantas de un automóvil o el tramado de un cinturón, Al producir golpes con una cuerda fina y suave, generalmente se obtienen los llamados hematomas lineales: dos líneas paralelas causadas por los lados de la cuerda.

Los vasos sanguíneos bajo el punto de impacto se comprimen por el golpe y se vacían de sangre, mientras que los de ambos lados se rompen. Un fenómeno similar se ve cuando la herida es causada por un objeto duro esférico, como una pelota de squash.

Determinación del tiempo

Debido a la degradación de la hemoglobina en la sangre las contusiones cambian de color en el tiempo, pasando de rojo a azul oscuro, marrón, verde, amarillo hasta que finalmente desaparecen. Sin embargo, la escala de esta degradación no esta fijada, ya que inclusive dos hematomas en una misma persona cambiaran colores a diferentes velocidades, haciendo imposible su determinación con algún tipo de precisión.

Generalmente las contusiones llevan de 4 días a una semana en desaparecer en una persona sana. Pero es importante recordar que si un hematoma es marrón o verde o amarillo es probable que la lesión tenga al menos 18 horas de antigüedad.

También, si hay múltiples contusiones en la misma persona, en amplia diferencia de color en la escala, esto puede sugerir que sean causadas por un abuso crónico.

Tipo de ataque, causa y mecanismo de muerte

En las autopsies forenses, es importante que todos los signos posibles de trauma sean específicamente analizados. Esto incluye una búsqueda intensiva de contusiones, incluyendo aquellos por debajo de la superficie cutánea. Los patólogos forenses usan técnicas especiales de disección para exponer estructuras mas profundas, y esto puede significar la remoción de toda la piel de cual sea la estructura a examinar.

En casos de estrangulación, las contusiones causadas por dedos en el cuello pueden ser muy claras y pequeñas, pero también pueden ser mucho mas largas que los dedos del asaltante. Los hematomas deben ser buscados también en los músculos del cuello.

Cuando los omóplatos presentan contusiones, esto puede indicar que el cuerpo fue presionado contra superficies duras, y cuando se encuentran en los brazos, pueden mostrar que la victima estaba siendo retenida. Las victimas de violación generalmente presentan contusiones en las zonas genitales, la cara y los brazos.

 

Compartir:
Valorar este artículo