Funsegur
Actualizado: 13/06/2024
Ideter
Funsegur
Gesmemori
InicioDestacadosEl Ayuntamiento de Griñón derribará la mezquita del cementerio para poder ampliarlo en 145 tumbas más

El Ayuntamiento de Griñón derribará la mezquita del cementerio para poder ampliarlo en 145 tumbas más

El Ayuntamiento de Griñón derribará la mezquita del cementerio para poder ampliarlo en 145 tumbas más

El Ayuntamiento de Griñón derribará la mezquita del cementerio para poder ampliarlo en 145 tumbas más

Con la intención de ampliar en 145 nuevas tumbas el cementerio musulmán de Griñón, único camposanto musulmán municipal de la Comunidad de Madrid, el alcalde, José María Porras, ha confirmado que la mezquita va a ser derruida, para construir otra más pequeña, si bien ha aclarado que “la decisión no es inminente”.

El Ayuntamiento de Griñón es el responsable del cementerio y de la mezquita desde el año 2017. Parece ser que el mantenimiento de la mezquita era insuficiente desde 2019. La mezquita fue un proyecto financiado por el Consulado de Marruecos en España.

En febrero de 2023 el cementerio de Griñón dejó de acoger nuevos enterramientos al encontrarse colapsado, si bien el Consistorio ya advirtió de que únicamente disponía de espacio para enterramientos de neonatos y niños. El cementerio de Griñón hasta hoy dispone de 697 sepulturas ocupadas.

Durante el Gobierno de Manuela Carmena en 2016, se propuso habilitar 10.000 metros cuadrados en el cementerio municipal de Carabanchel, para musulmanes, el año pasado la petición se aprobó con las abstenciones del PP y de Ciudadanos y la negativa de Vox. A día de hoy las obras no han comenzado.

De los 310.000 musulmanes que se encuentran censados en la Comunidad de Madrid, fallecen una media de 1.500 cada año. De los cuales una mayoría de ellos quieren ser enterrados en España, el problema es que no encuentran un lugar para ello.

La concejal musulmana de Más Madrid, ya exigió el año pasado que los musulmanes tienen «derecho» a la «cesión de espacios de enterramiento islámico en cementerios municipales». Asegura que existe un problema de espacio, y considera que debemos donarles el terreno que tenemos.

El alcalde de Griñón, José María Porras, ha manifestado a El País que conoce todos estos deseos y necesidades y asegura que lo último que quiere el Ayuntamiento es entrar en conflicto con nadie. “Nosotros vivimos esta situación, gente que no tiene dónde enterrar a sus muertos, pero de verdad que no puedo ofrecer más de lo que tengo”, argumenta el alcalde, quien también se pregunta por qué su localidad es la única que cuenta con un cementerio apto para los musulmanes.

Compartir:
Valorar este artículo