Funsegur
Actualizado: 20/05/2024
Ideter
Funsegur
Gesmemori
InicioEmpresasHela crematorio de mascotas, se querella contra dos concejales y una técnico por prevaricación

Hela crematorio de mascotas, se querella contra dos concejales y una técnico por prevaricación

Hela crematorio de mascotas, se querella contra dos concejales y una técnico por prevaricación

Hela crematorio de mascotas, se querella contra dos concejales y una técnico por prevaricación

El propietario de la empresa Reguimir S.L., y del crematorio de mascotas Hela ha presentado una querella por un delito de prevaricación, tras la decisión de precintar el local donde ejercía su actividad, contra el concejal de Sanidad y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Arrecife en la isla de Lanzarote, Echedey Eugenio y la concejal Maciot Cabrera, así como contra la técnico municipal Pilar Machín.

La querella fue presentada el pasado 15 de mayo por el propietario de la mercantil “Reguimir SL que inició su actividad a través del crematorio de mascotas Hela en el año 2017. Juan Reguilón, propietario de la comercial, lo hizo ante el juzgado de guardia en Arrecife, (provincia de Las Palmas) la representación de la mercantil Reguimir afirmó que hubo dolo o intencionalidad en el cese de la actividad y en el cierre del crematorio de animales Hela. «Queda manifiestamente comprobada la existencia de una actuación dolosa ya que se quería ese resultado y se antepuso esa voluntad a cualquier otra consideración», ha defendido la empresa.

En diciembre de 2022, a través de un decreto firmado con el concejal delegado de Actividades del Ayuntamiento de Arrecife  Román Maciot, se ordenó el precinto inmediato del local, ubicado en Arrecife, (provincia de Las palmas).

El querellante alega que los tres han tomado decisiones arbitrarias «sin tener en cuenta las alegaciones presentadas, demostrando una intencionalidad en dichas decisiones», en referencia al cierre del crematorio de mascotas que funcionaba en la capital de Lanzarote.

Al tener conocimiento de este decreto de cierre, la mercantil, propiedad de Juan Reguilón, solicitó como medida cautelar que se suspendiera la ejecución, defendiendo, entre otras cosas, «que era el único crematorio de Lanzarote y Fuerteventura» y que «ejercía su actividad desde 2017».

En un comunicado, uno de los responsables de la empresa afirma que el daño causado por las decisiones tomadas por la Técnico Municipal Pilar Machín, el concejal Delegado Echedey Eugenio y el concejal Delegado Maciot Cabrera «es de naturaleza irreparable». En cuanto al cierre del crematorio, destacan que «el Decreto de cese de actividad, que ha tenido un impacto perjudicial en el interés general y en la empresa Crematorio de mascotas Hela, fue emitido durante el período de alegaciones, lo que plantea serias interrogantes sobre el respeto al debido proceso y la consideración de las alegaciones presentadas».

El demandante, junto con el Crematorio de mascotas Hela, confía en que el sistema judicial realizará una investigación exhaustiva y tomará las medidas necesarias para salvaguardar el interés general y restablecer la confianza en la Administración Pública. «Se espera que este proceso legal arroje luz sobre los presuntos actos de prevaricación y promueva una mayor transparencia en la toma de decisiones por parte de los funcionarios públicos».

Compartir:
Valorar este artículo