Funsegur
Actualizado: 28/05/2024
Ideter
Funsegur
Gesmemori
InicioDestacadosNueve meses después de aprobar la rehabilitación y ampliación del cementerio de Tabarca, todo sigue igual

Nueve meses después de aprobar la rehabilitación y ampliación del cementerio de Tabarca, todo sigue igual

Nueve meses después de aprobar la rehabilitación y ampliación del cementerio de Tabarca, todo sigue igual

Nueve meses después de aprobar la rehabilitación y ampliación del cementerio de Tabarca, todo sigue igual

La isla de Tabarca, ubicada en el mar Mediterráneo a unos 22 kilómetros de la ciudad de Alicante, entidad de la que depende la isla. Con 51 habitantes censados, tienen las 18 sepulturas de las que dispone ocupadas, por ello, adjudicaron las obras de ampliación del camposanto en julio de 2022.

Han pasado nueve meses y todo sigue igual, el cementerio sigue sin ampliarse y su estado de conservación sigue siendo muy pésimo. El Ayuntamiento de Alicante aprobó un proyecto para su ampliación contempla la construcción de un nuevo recinto con 20 nuevos nichos y 19 columbarios, de esta forma, se lograría triplicar la capacidad del camposanto, pasando de 18 espacios a 57. También se ha aprobó la ejecución de los trabajos de reparación en su interior y en los muros perimetrales existentes, que necesitan de una reforma y rehabilitación.

La inversión a destinar para la ejecución de las obras ascendía a 172.732,87 euros, las obras iban a comenzar en un plazo inferior a 2 meses y con un plazo de ejecución que rondaría los 3 meses. En su día el concejal de Infraestructuras, José Ramón González, valoraba de como “muy positiva la reforma integral del cementerio de Tabarca”, destacando que “se trata de unas obras necesarias y muy importante, y por ello el Ayuntamiento la ha impulsado y hemos dado respuesta a una petición de los vecinos, y a una imprescindible obra en la isla”. Pero nada de nada, todo sigue igual desde ese día.

La puerta de hierro de entrada al camposanto está oxidada, y las dos personas que se encargaban de su limpieza se han jubilado y ya no caben más matojos. Las obras no han comenzado porque los presupuestos de Alicante no están aprobados, sino prorrogados, y no se pueden hacer gastos. Desde el consistorio aseguran que la obra está licitada y adjudicada, y que el retraso se debe a “cuestiones técnicas” y que el pago se efectuará con remanentes del presupuesto. Si bien se reconoce que el plazo para el inicio de las obras aun no está determinado. 

Compartir:
Valorar este artículo