Funsegur
Actualizado: 16/04/2024
Gesmemori
InicioDestacadosRoban los ornamentos funerarios de 74 tumbas del cementerio de Carabanchel

Roban los ornamentos funerarios de 74 tumbas del cementerio de Carabanchel

Roban los ornamentos funerarios de 74 tumbas del cementerio de Carabanchel

Roban los ornamentos funerarios de 74 tumbas del cementerio de Carabanchel

Unos rateros o rateras entran en el cementerio municipal de Carabanchel (Madrid) para llevarse diferentes objetos decorativos que se encontraban en tumbas y nichos como son: crucifijos, figuras de bronce, marcos, letras y otros elementos de hasta 74 sepulturas.

Todos los robos ocurrieron el pasado jueves 30 de marzo sobre las 14:00 horas de la tarde, según ha informado Servicios Funerarios de Madrid, que es la empresa que gestiona el camposanto, se conoce la hora debido a que un guardia de seguridad pudo acercarse hasta la furgoneta donde cargaban los objetos robados, pero únicamente pudo anotar los la matrícula y llamó a la Policía Nacional.

La misma policía pudo notificar los robos, de al menos 74 tumbas, además de destrozos de varias sepulturas y también en los caminos del cementerio con maceteros rotos y flores tiradas por el suelo. Los ladrones arrancaron piezas de metal y mármol, rompieron maceteros y se llevaron crucifijos y letras de las tumbas.

Desde Servicios Funerarios de Madrid señalan que la zona es vía pública y que el cementerio es muy grande, difícil de vigilar, a pesar de las cámaras de seguridad. Las fuentes consultadas se han mostrado optimistas con la identificación de los ladrones, ya que, si bien huyeron ante la presencia del vigilante, este pudo llegar a identificar la furgoneta y anotar su número de matrícula.

En este mismo cementerio, han llegado a robar en algunos coches aparcados dentro y en octubre de 2022 se detuvo a varias personas que portaban armas de fuego. Además, indican que están recabando todas las direcciones y teléfonos disponibles para comunicar lo ocurrido a los familiares.

Servicios Funerarios de Madrid asegura que los recintos con el tamaño de estos camposantos (84 hectáreas en el caso de Sur Carabanchel y 120 en el de la Almudena, resulta «imposible evitar que se puedan cometer pequeños hurtos”, sus responsables reconocen lo inusual de robos de esta magnitud, ya que los recintos cuentan con sistemas de vigilancia activa y pasiva, como cámaras y personal de seguridad privada.

Compartir:
Valorar este artículo