Funsegur
Actualizado: 23/04/2024
Gesmemori
InicioEmpresasDiócesis de Bilbao: La Iglesia en los tanatorios, «una demanda cada vez más generalizada»

Diócesis de Bilbao: La Iglesia en los tanatorios, «una demanda cada vez más generalizada»

Diócesis de Bilbao: La Iglesia en los tanatorios, "una demanda cada vez más generalizada"

Diócesis de Bilbao: La Iglesia en los tanatorios, «una demanda cada vez más generalizada»

El servicio pastoral de los tanatorios se puso en marcha en el 2017 para «responder a una demanda cada vez más generalizada. Es la Iglesia que acompaña en el velatorio cuando la familia del finado decide no pasar por la parroquia».

El diácono permanente de la diócesis de Bilbao, Alberto Jáimez está al frente de esta responsabilidad junto a un grupo de personas voluntarias. El pasado jueves 9 de marzo, el vicario general, Kerman López ha tenido un encuentro con el equipo que se afana en practicar las tres C-s: «conmover, consolar y compadecer».  Las familias pueden solicitar el servicio de la Diócesis de Bilbao en el momento en el que el tanatorio pregunta cómo quieren que se proceda a la despedida.

“Acompañar en los tanatorios es como un regalo”, lo verbaliza José Antonio Herrero, una de las personas voluntarias de esta pastoral. Es un servicio de la Diócesis para aquellas personas que, además de realizar un funeral en la parroquia, quieran contar con la Iglesia para «rezar en el velatorio, charlar un rato o simplemente desahogarse”. Explica Alberto Jáimez en el último número de la revista Alkarren Barri.

SABER ESCUCHAR 
Lo fundamental en esta pastoral es dejar que la persona doliente hable. Así lo señala Jáimez: “una conversación puede ser suficiente para ordenar sus recuerdos, para caer en la cuenta de ciertas cosas que den sentido a los acontecimientos que está viviendo en ese momento”.

José Antonio Herrero y Juan Luis Crespo son dos de las personas que acompañan voluntariamente en los tanatorios. Ambos se muestran gozosos por participar en este servicio que es un buen lugar para “el anuncio del Reino de Dios”.

Compartir:
Valorar este artículo