Funsegur
Actualizado: 28/05/2024
Gesmemori
Ideter
Funsegur
InicioDestacadosElche quiere que el Cementerio Nuevo ofrezca una imagen uniforme de todas sus lápidas comenzando por los nuevos nichos

Elche quiere que el Cementerio Nuevo ofrezca una imagen uniforme de todas sus lápidas comenzando por los nuevos nichos

Elche quiere que el Cementerio Nuevo ofrezca una imagen uniforme de todas sus lápidas comenzando por los nuevos nichos

Elche quiere que el Cementerio Nuevo ofrezca una imagen uniforme de todas sus lápidas comenzando por los nuevos nichos

Con la intención de ofrecer una imagen homogénea al Cementerio Nuevo de Elche, el Consistorio, a medida que se contrata la construcción de nichos también lo hace con las lápidas. Además, quieren ofrecer un servicio añadido a los usuarios dejándoles libertad para elegir la lápida con la inscripción del difunto.

El Ayuntamiento de Elche quiere conseguir, a largo plazo, la uniformidad de un cementerio que crece año a año en nichos y que tiene pendiente una importante ampliación de alrededor de 32.000 metros cuadrados.

Actualmente tener una lápida escogida por el Ayuntamiento e igual a la del resto de nichos es una opción en el Cementerio Nuevo de Elche, en otros municipios se ha convertido en una obligación para evitar las lápidas de colores y la multitud de materiales y ornamentos.

El Ayuntamiento ilicitano comenzó a ofrecer esta posibilidad tras la construcción hace dos años de 1.320 nichos en la manzana J del Cementerio Nuevo. Sin embargo, tras aquel primer intento, hubo un porcentaje de la ciudadanía que decidió no utilizarla y optó por escoger otra. Aquello desembocó en que el Ayuntamiento acabara almacenando un buen número de lápidas.

El pasado otoño el Cementerio Nuevo acogió la construcción de otras 337 unidades de enterramiento. Sin embargo, el proyecto que aprobó el equipo de gobierno y que después sacó a licitación ya no contempló esa posibilidad de incluir la lápida.

Cuando se adjudicó la obra, la dirección facultativa vio entonces conveniente aprovechar las lápidas que el Ayuntamiento tenía almacenadas para darles salida, y para ello se realizó un estudio previo para valorar la viabilidad de incorporar las losas inutilizadas del millar de nichos que se construyeron con anterioridad.

Todo ello, acabó encareciendo el precio de esos 337 nichos y el Ayuntamiento ha accedido a pagar un 14% más (42.000 euros que se suman a los 280.000 euros por los que se adjudicaron las obras).

Un coste que el equipo de gobierno ha decidido asumir para seguir ofreciendo a los ilicitanos las lápidas que otros rechazaron con el fin de “dar un mejor servicio a los ciudadanos”.

Compartir:
Valorar este artículo