Funsegur
Actualizado: 03/12/2022
Gesmemori
InicioEntrevistasEl Ayuntamiento de Barásoain reordena e identifica las sepulturas del cementerio municipal

El Ayuntamiento de Barásoain reordena e identifica las sepulturas del cementerio municipal

El Ayuntamiento de Barásoain reordena e identifica las sepulturas del cementerio municipal

El Ayuntamiento de Barásoain reordena e identifica las sepulturas del cementerio municipal

Vía: SER

El Ayuntamiento de Barásoain (Comunidad Foral de Navarra) sigue en su proceso de reordenar el cementerio municipal. Hace años las inhumaciones se hacían de manera desordenada porque «la tierra es muy dura y antes las tumbas se hacían manualmente, no teníamos medios mecánicos, y si aparecía mucha piedra, se buscaba otro lugar para construir la fosa» explica en la SER su alcaldesa, Rita Roldán.

Previamente a la reorganización del camposanto ha sido necesario actualizar la ordenanza municipal y hacer un registro de las tumbas que no existía, reconoce la alcaldesa ya que «como siempre ha habido sitio, era la gente de Barásoain, y eso que había una ordenanza pero no se le ha hecho mucho caso, aquí no se han pagado tasas, no se limitaba a 20 años,…y la gente iba enterrando y no había problema».

Estos días se ha remitido una carta al vecindario para identificar las que faltan y sobre todo para quienes tienen tumbas de más de 30 años decidan qué quieren hacer con los restos»

Realizar el registro ha sido bastante complicado dice Roldán «porque hemos tenido que comprobar, fechas, apellidos, nombres y algunas tumbas no hemos sido capaz de identificar». Hay 434 fallecidos identificados en 239 tumbas, 11 panteones,7 columbarios, pero no hay registros del Osario general y hay dudas de qué personas están enterradas en el espacio de fallecidos en la guerra, al igual que en los panteones. En cuanto a los panteones, no hay registros completos de los enterrados, así que los propietarios deberán de indicarlo al ayuntamiento. Otra circunstancia a tener en cuenta, indica la alcaldesa es que «venimos observando desde años atrás, que en muchas de las tumbas se han ido enterrando a los familiares, por ello se tiene en cuenta el tiempo desde el último enterrado. Así con más de 30 años tenemos 116 tumbas y entre 29 y 20 años, 38 tumbas».

Ahora, el Ayuntamiento ha planteado una cuadrícula sobre una imagen aérea del cementerio para señalizar los nuevos lugares de enterramientos. «La idea es organizarlo de tal forma que podamos tener pasillos internos donde se puedan realizar trabajos sin pisar ninguna tumba. Pero también depende de los espacios y de las tumbas que podamos quitar, mover, recolocar, etc. Así que es un trabajo que durará tiempo», explica Rita Roldán en la SER.

Compartir:
Valorar este artículo