Actualizado: 27/07/2021
InicioEmpresasÁltima colabora con la Fundación Oncolliga apoyando el proyecto ‘Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva’

Áltima colabora con la Fundación Oncolliga apoyando el proyecto ‘Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva’

Áltima colabora con la Fundación Oncolliga apoyando el proyecto ‘Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva’

Con el objetivo de reforzar su implicación en el acompañamiento y el cuidado de las personas, Áltima ha formalizado esta mañana el acuerdo de colaboración con la Fundación Oncolliga para apoyar el programa Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva, impulsado por esta entidad en la capital vallesana.

El acto de firma ha contado con la presencia de Montse Reymóndez, gerente del centro funerario, y de Ivó Valdivielso, director de la Fundación Oncolliga, y ha tenido lugar en las dependencias del Tanatorio Áltima Terrassa, en la Avenida del Vallès, 742.

A raíz de este acuerdo, desde Áltima, Montse Reymóndez destaca “la importancia de poder contar y colaborar con una iniciativa de este tipo en Terrassa. Creemos que, por un lado, es fundamental poder garantizar el soporte asistencial y emocional a las personas con enfermedades avanzadas, para prevenir o aliviar sufrimientos y duelos complicados. Pero también lo es concienciar a la sociedad sobre la necesidad de acompañar en el tramo final de la vida, de afrontarlo con sentido y dignidad, y contribuir a normalizarlo y a romper los tabúes que rodean la muerte”.

El director de la Fundación Oncolliga, lvó Valdivielso, explica los motivos que han llevado a la entidad a poner en marcha el programa ‘Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva’: “Hemos impulsado este proyecto para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de Terrassa, así como para sensibilizar a la población en el proceso de final de vida, y para atender y acompañar a las personas más vulnerables. Precisamente, este acuerdo de patrocinio con Áltima nos ayudará a poder iniciar este proyecto tan innovador que beneficiará a los tarrasenses que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad “.

Además del impulso de la Fundación Oncolliga  y el patrocinio de Áltima, el programa Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva cuenta con el coliderazgo de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona), así como la participación de la concejalía de Salud del Ayuntamiento de Terrassa y Fundación “la Caixa”. La iniciativa también se lleva a cabo en cooperación con diversas entidades y organismos locales que fomentan la sensibilización en torno al proceso del final de la vida. Además, contempla la promoción de acciones para incentivar el acompañamiento y la atención de las personas que se encuentran en el proceso final de la vida, la mayoría, en la etapa de la vejez.

Terrassa, una comunidad con necesidades paliativas
Entre el 1,3 y 1,5 % de las personas tiene necesidades paliativas en Cataluña, que en gran parte se relacionan con el envejecimiento y sobreenvejecimiento de la población. El 75 %, las cubre la red pública del Instituto Catalán de la Salud (ICS), pero alrededor de un 20 % de las personas se encuentra en situación de exclusión social. Un contexto que, además, con la pandemia de la Covid-19 se ha agravado: se ha producido un incremento de las defunciones y de las personas en proceso de duelo, además de aumentar la necesidad de apoyo a personas con indicadores de riesgo social que se encuentran al final de la vida.

En Terrassa, este contexto se refleja con 11.204 personas que necesitan atención compleja, de las cuales 3.361 presentan una enfermedad crónica avanzada y 1.120 requieren cuidados paliativos y se encuentran, además, en riesgo por factores diversos como la pobreza, el aislamiento o la soledad. Para incidir en esta problemática y hacerle frente, surge el programa Terrassa, comunidad cuidadora y compasiva.

¿Qué significa “ciudad compasiva”?
Las “comunidades compasivas” buscan reflexionar sobre el final de la vida y promover el cumplimiento de un itinerario vital completo, personalizado y respetuoso con la persona, fomentando la participación y la capacidad de decisión en su proceso vital.

Se trata de proyectos con una perspectiva social y comunitaria que tienen como objetivo fundamental la mejora de la calidad de vida de las personas con enfermedades avanzadas/final de vida y, especialmente, aquellas con mayor vulnerabilidad (soledad, red relacional insuficiente, aislamiento y otras situaciones de exclusión social). También promueven la participación de la comunidad en las necesidades de la propia comunidad generando redes de apoyo vecinal.

Sobre Áltima
Áltima es el grupo catalán líder en la gestión de servicios funerarios, tanatorios, crematorios y cementerios presente en las provincias de Barcelona, Girona y Tarragona. Con más de 300 años de experiencia en el sector funerario y un equipo humano de 400 profesionales, Áltima da cobertura actualmente a 190 poblaciones de Cataluña a través de 34 tanatorios, once complejos crematorios y 17 cementerios. Entre los principales centros destacan el Tanatorio Ronda de Dalt, en Barcelona, los tanatorios L’Hospitalet Ronda y L’Hospitalet Gran Vía, el Tanatorio de Sant Boi o el Tanatorio-Crematorio de Terrassa. Asimismo, Áltima realiza la gestión directa del Cementerio Comarcal Parc Roques Blanques, un recinto de 50 hectáreas en el Parque Natural de la Sierra de Collserola, situado en el término municipal del Papiol (Barcelona).

Sobre Fundación Oncolliga
La Fundación Oncolliga es una entidad sin ánimo de lucro que ofrece atención psicosocial a personas con cáncer y sus familiares, durante todo el proceso de la enfermedad, con el objetivo de mejorar su bienestar y su calidad de vida. Asimismo también realiza actividades de sensibilización, divulgación y prevención. Profesionales de la Psicooncología, el Trabajo Social y el Trabajo Familiar, con el apoyo de voluntarios, ofrecen de manera gratuita atención integral a los pacientes y sus familias para responder rápida e inmediatamente a sus necesidades.

Compartir:
Valorar este artículo