Actualizado: 22/10/2021
InicioEntrevistasRosa M. Oterino, psicóloga del tanatorio de Salamanca: “Es un error dejar sillas vacías para recordar a los ausentes”

Rosa M. Oterino, psicóloga del tanatorio de Salamanca: “Es un error dejar sillas vacías para recordar a los ausentes”

Rosa M. Oterino, psicóloga del tanatorio de Salamanca: “Es un error dejar sillas vacías para recordar a los ausentes”

La especialista recomienda ocupar los lugares de las personas fallecidas y pide poner los riesgos en una balanza antes de juntarse: “El sentimiento de culpa será tremendo”. Entrevista publicada en La Gaceta de Salamanca.

¿Cómo pueden afrontar padres e hijos la sensación de soledad que va a haber en muchas casas esta Navidad?.- Debido a la pandemia, hay mucha gente mayor sola en su domicilio o en las residencias. El sentimiento de vacío por no poder estar con ellos es muy intenso. Si nos ponemos a valorar en una balanza los beneficios o perjuicios, tiene que primar la seguridad de las familias y las personas mayores. ¿Les echamos en falta los 365 días del año o solo ahora porque es el 24 o el 25 de diciembre? No cenar con ellos no significa que les esté abandonando porque les atiendo los 365 días. El riesgo podría provocar los contagios o ponerles en riesgo. Si nos saltamos esta situación y como consecuencia se acaban contagiado, el sentimiento de culpa sería tremendo. Es muy importante pensar que no juntarnos no es abandonarles.

¿La tecnología puede paliar esa falta de contacto?.- Hoy en día, como se ha demostrado en el confinamiento, que puede ser eficaz. Es importante que haya una vídeollamada esa noche de toda la familia. No es lo mismo que el contacto está claro. Pero por encima de todo hay que tener en cuenta que verles en persona supone un riesgo que trae consecuencias que pueden ser desastrosas.

La pandemia ha provocado muchos fallecimientos en la provincia y evocará recuerdos, ¿es recomendable mantener las sillas donde se sentaban los ausentes?.- Si hay sillas vacías, el vacío por la persona ausente será mucho más intenso. Es un error. Todas las sillas deben ser ocupadas, aunque haya que cambiar la forma de la mesa con toda la naturalidad del mundo pero sin dar relevancia al sitio vacío porque desde el inicio se va a modificar el estado de ánimo.

¿No hacerlo puede provocar el sentimiento de que ya se les ha olvidado, a pesar de ser una muerte reciente?.- No significa que nos hayamos olvidado. Pero hay que ponerse en el lugar del fallecido que seguramente lo que le gustaría es que estuviéramos bien celebrando la Navidad. En la mayoría de las familias hay niños y tiene que seguir viniendo Papa Noel y los Reyes Magos, a pesar de la pérdida. No por dejarse de celebrar un cumpleaños y los momentos familiares ese ser querido va a volver. Si se afrontan con tristeza, el recuerdo será doblemente duro y se quedaría una experiencia muy negativa de la Navidad.

¿Cuál es el consejo que manda a las familias?.- Hay que respetar las medidas de seguridad y no pensar en ningún caso que serán las últimas Navidades de nuestra vida. Cumplir todas las normas y no superar el máximo permitido, porque sino se puede contagiar toda la familia y el sentimiento de culpa sería terrible.

Compartir:
Valorar este artículo