Actualizado: 24/10/2020
InicioNoticiasEl cementerio de Güímar debe solucionar los malos olores que desprenden los nichos del patio de San Carlos

El cementerio de Güímar debe solucionar los malos olores que desprenden los nichos del patio de San Carlos

El cementerio de Güímar debe solucionar los malos olores que desprenden los nichos del patio de San Carlos

Los vecinos han denunciado que los nichos del cementerio municipal de Güímar (provincia de Santa Cruz de Tenerife) desprende mal olor, especialmente los del Patio de San Carlos.

Rafael Yanez, Diputado del Comú, (Defensor del Pueblo) quien fuera alcalde de Güímar, ha solicitado que se adopten las medidas necesarias para subsanar los problemas, después de comprobar la veracidad de las quejas de los vecinos.

En su informe remitido por la Diputación del Común al Ayuntamiento de Güímar se presume que la obra está mal ejecutada y que de ahí deriva la problemática, advirtiendo que “podría concurrir un incumplimiento de la normativa de sanidad mortuoria por parte del Ayuntamiento”.

El Ayuntamiento de Güímar ha respondido que “se va proceder a los trámites a y la adopción de las medidas propuestas en el informe técnico encaminadas a resolver posibles malos olores en esos nichos y mejorar la evacuación de gases por medio de la ventilación por tubos de PVC colocados en la parte posterior de cada nicho”.

Realizada la visita de los técnicos municipales al grupo de nichos, denominados, San Carlos, según informa el Diario de Avisos, se encuentra en el siguiente estado: en la cubierta del grupo de nichos, se identifica una tubería de PVC que actúa de chimenea de ventilación y evacuación de los olores que se producen en el proceso de descomposición de todos los enterramientos.

Al subir a la cubierta de los nichos se detecta que el grupo de nichos San Carlos, tiene una sola chimenea de evacuación de olores y de ventilación, a las que supuestamente está conectada cada nicho particular. Al compararse con el resto de grupo de nichos se detecta que todos tienen un mayor número de chimeneas de ventilación y esa podría ser la causa de los malos olores, o sea, una insuficiente ventilación interior para evacuar los olores por la cubierta.

En las conclusiones de los técnicos, remitidas a la Diputación del Común, se dice que “al estar tapiados los nichos vacíos y los ocupados, no se puede comprobar el nivel y calidad del sellado interior de las aristas de cada cámara que limita la comunicación de olores entre si, al igual, se desconoce el estado de los tubos de desagüe en cada nicho por el que se canalizan los fluidos de descomposición de los cuerpos y la ventilación interior de cada nicho.

Ante la imposibilidad de comprobar los conductos y estado del sellado en las aristas interiores, se propone reforzar la ventilación de cada nicho, colocando nuevos tubos en la pared posterior, comunicados a través de trépanos realizados en la parte superior de cada nicho, para mejorar la ventilación de cada uno”.

Compartir:
Valorar este artículo