Actualizado: 26/09/2020
InicioDestacadosMuerte por Covid-19: Todas las mentiras de Europa. Aquí están los datos reales

Muerte por Covid-19: Todas las mentiras de Europa. Aquí están los datos reales

Muerte por Covid-19: Todas las mentiras de Europa. Aquí están los datos reales

Vía: Artículo traducido por: Roberto Durán

Un informe publicado en Corriere Della Sera asegura que todos los días, todos los países europeos -no solo- comunican boletines oficiales con infecciones y muertes. Pero, en particular en cuanto al número de víctimas, ¿qué tan confiables son realmente Italia, España, el Reino Unido, Francia, Suecia, Suiza y los Países Bajos?.

Para Alemania y Bélgica no es posible saberlo porque todavía no comunican los datos necesarios para averiguarlo. Según las estadísticas oficiales, Italia es hoy el país europeo más afectado después de España. La dramática cifra de muertos, ahora son más de 27.000, es incluso la más alta. Sin embargo, para comprender el impacto real del virus en Italia en comparación con el resto de Europa, necesitamos saber quién dice realmente la verdad y cuánto ha disminuido el número de muertes.

Los datos sobre las muertes de Covid-19, que nos comunica diariamente la Protección Civil, se refieren solo a pacientes con un diagnóstico determinado mediante el hisopo y, por lo tanto, son más bajos que en la realidad. Lo mismo ocurre en los demás países europeos considerados. Una elaboración del Instituto de Estudios Políticos Internacionales (ISPI) sobre las muertes registradas por los respectivos institutos nacionales de estadística, que Dataroom consulta en vista previa, nos permite comparar país por país el número de muertes este año con las de años anteriores.

La diferencia debería corresponder a las muertes por Covid-19, pero en comparación con los datos comunicados durante los meses de la epidemia, hay una distancia considerable. Qué significa. Esas son las muertes subestimadas, es decir, los pacientes que contrajeron la enfermedad pero que no fueron sometidos a frotis y aquellos que murieron por efectos secundarios del coronavirus: de pacientes con ataques cardíacos, derrames cerebrales, aneurismas u otras patologías, no visitados y rescatados a tiempo debido a hospitales completos Una vez que se ha identificado este número, también es posible saber qué países han hecho más trampas en la comunicación y cuáles tienen la tasa de mortalidad por exceso más alta por millón de habitantes.

La comparación con años anteriores
El período considerado entre un país y otro puede variar en unos pocos días, según la actualización que cada uno realice, pero los datos de las muertes fotografiadas por los institutos nacionales de estadística entre marzo y abril de 2020 siempre se analizan con respecto al promedio de últimos cuatro años (2015-2019). Para tener una comparación confiable, obviamente no se comparan los datos de última hora. Olvidemos, por un momento, los boletines diarios y miremos los muertos registrados por las oficinas de registro. España tiene 68.056 muertes contra 39.981 en el mismo período en años anteriores. Es el país donde el crecimiento es mayor: más del 70%. Los Países Bajos registraron un plus del 50% (22.352 frente a 14.895). Italia sigue con 78.757 muertes el 4 de abril contra 57.882. Los datos ahora conocidos de Istat nos dicen que a nivel italiano el aumento promedio es del 36% (sabemos, sin embargo, que el más afectado es Lombardía con aumentos que se multiplicaron por diez en los municipios de Bergamasca). El Reino Unido también registró un plus del 36% (63.842 contra 46.877). Luego Suiza más 25%, Francia y Suecia más 20%.

Víctimas reales y muertes reportadas
Este aumento en las muertes, en la jerga estadística, se llama “exceso de mortalidad”. Para dar un paso adelante, es necesario cuantificar la distancia entre más víctimas que se cuentan este año y las muertes que nos comunican todos los días la Protección Civil y las autoridades de otros países. La comparación saca un número: el de las víctimas no cubiertas por los boletines Covid-19, o la subestimación. En la parte superior de la clasificación en términos absolutos se encuentra el Reino Unido (menos 8.184), luego España (menos 7.326), luego Italia (menos 5.547), los Países Bajos (menos 3.797), Francia (menos 3.679), Suiza (menos 339) y Suecia (298). El investigador de ISPI, Matteo Villa, señala: “Aquí entendemos, de nuevo, lo que falta para un enfoque más sistemático de la Fase 2: ser capaz de hacer un seguimiento de los fallecidos es crucial para poder entender cómo realmente está ocurriendo la epidemia en cada país”.

La subestimación de las muertes de Covid-19
Es obvio que no todas las muertes en exceso pueden considerarse muertas por Covid-19. Pero el número es el espía más confiable que podemos tener sobre la tasa de incidencia real de la epidemia en la población, los llamados “efectos secundarios”, que incluyen muertes no por coronavirus, sino por pacientes que no han logrado ser tratados mejor. en un momento en que los hospitales estaban abrumados por pacientes con Covid-19. Aquí tomamos en consideración la diferencia entre muertes reales e informadas, ya no en términos absolutos, sino en porcentaje.

El resultado es la clasificación de los países con los boletines menos confiables. La principal subestimación es Holanda (104%), Reino Unido (93%), Francia (41%), Italia (36%), Suecia y España (35%) y Suiza ( 34%). “No es cierto que Italia subestime las muertes mucho más que otros países europeos – subraya Villa -. De hecho, es sorprendente ver que están más o menos en línea entre el 30 y el 40%, con la excepción de los Países Bajos y el Reino Unido, que, por otro lado, están muy lejos de los demás ». En general, la verdad es que los datos reportados están subestimados en un 49%. En resumen, una de cada tres víctimas está desaparecida.

El impacto en la población.
Los datos reales, es decir, las muertes más que en años anteriores, también nos permiten saber qué país europeo es realmente el más afectado por millón de habitantes. España 763 muertes, Italia 586, Reino Unido 554, Países Bajos 524, Francia 482, Suecia 295, Suiza 246. “Esta clasificación es mucho más realista de lo que obtendríamos utilizando los números comunicados únicamente”, refleja Villa.

El caso belga
Bélgica es un caso en sí mismo, incluso casi ignorado. No es posible calcular el número real de muertes causadas por la pandemia porque el registro con el número total de muertes en marzo y abril no está actualizado. Sin embargo, el gobierno belga dice que es más transparente que el resto de Europa porque, dentro de sus 7.200 muertes declaradas de Covid, también incluye las muertes sintomáticas y sospechosas no probadas dentro de las casas de retiro, donde se está produciendo una masacre silenciosa: casi el 50% de los muertos. Incluso si tomamos este número para siempre, todos los demás permanecen fuera de la cuenta. De hecho, si compara los únicos datos disponibles, o el promedio de las muertes de los años 2009-2018, puede ver, por ejemplo, que del 7 al 13 de abril, el número de muertes de Covid-19 excede el relacionado con todas las demás causas.

El hecho es que si queremos seguir los boletines oficiales comunicados por todos los países, Bélgica tiene hoy el mayor número de muertes en todo el continente (y quizás en el mundo): 597 por millón de habitantes, contra 480 en España y 430 Italia. Un hecho desastroso si considera que no es solo un pequeño país de la Unión (11 millones de habitantes), sino que representa el corazón de Europa. Bruselas es la sede del Parlamento y la Comisión Europea, y el reinicio también pasa de allí. Sin embargo, también es el país en el que hay menos información sobre el manejo de la pandemia.

Compartir:
Valorar este artículo