Actualizado: 26/10/2020
InicioNoticiasEl nuevo Tanatorio del Litoral se encuentra a pleno rendimiento ofreciendo sus servicios integrales

El nuevo Tanatorio del Litoral se encuentra a pleno rendimiento ofreciendo sus servicios integrales

El nuevo Tanatorio del Litoral se encuentra a pleno rendimiento ofreciendo sus servicios integrales

El Tanatorio del Litoral ha abierto puertas recientemente para empezar a prestar servicio desde la Avenida de la Catalana s/n (cruce con Carretera de Mataró), de Sant Adrià de Besòs, (provincia de Barcelona).

El nuevo equipamiento funerario nace con el objetivo de ofrecer un servicio próximo y de calidad a todas las familias de la zona. Además de ser una instalación sostenible, pretende acercarse a las necesidades de cada usuario, ofreciendo unos servicios integrales, con una atención personalizada y un horario totalmente flexible, todos los días del año.

Para Xavier Prats, responsable del Tanatorio del Litoral, “el centro es un equipamiento esencial para la zona, desde dónde será posible atender a las familias con un servicio totalmente personalizado y a medida de sus necesidades. Desde el mismo tanatorio, además, se podrá gestionar todo el proceso, desde la recogida y preparación del difunto, hasta el velatorio y la ceremonia, así como el entierro”.

El tanatorio prestará servicio a través de cinco salas de velatorio con acceso independiente y directo desde el exterior, de casi 80 metros cuadrados cada una, con vistas al río Besòs, un oratorio multiconfesional –para ceremonias laicas o religiosas- con capacidad para más de 250 personas sentadas, oficinas de atención a los usuarios y un servicio de incineración.

Se trata de un equipamiento de más de 1.770 metros cuadrados edificados, ubicados en un terreno que supera los 11.200, destinados en gran parte a zonas ajardinadas, espacios abiertos y más de cien plazas de aparcamiento para coches, motos y bicicletas.

El primer espacio de Sant Adrià donde enterrar las cenizas
El Tanatorio del Litoral será también el primer equipamiento de Sant Adrià de Besòs que permitirá la inhumación de urnas cinerarias, al disponer de un espacio en el exterior, llamado Jardín del recuerdo, destinado a columbarios. Se trata de un memorial rodeado de vegetación, proyectado en un entorno que favorece el recogimiento y la intimidad de las familias que opten por enterrar las cenizas. El Jardín del recuerdo se encuentra al final del recorrido del edificio, siguiendo el camino que une las cinco salas de velatorio.

Una apuesta por la ciudad, sostenible y eficiente energéticamente
El proyecto del Tanatorio del Litoral significa la recuperación de un terreno en desuso y la integración en plena armonía con el espacio urbano y el entorno en río Besòs. El equipamiento se ha materializado, además, siguiendo unos criterios arquitectónicos de sostenibilidad y eficiencia energéticas, basados en un diseño eco-innovador, con el objetivo de generar el mínimo impacto ambiental tanto durante el proceso de obra como en la puesta en funcionamiento. Esto se ha conseguido mediante el uso de varios elementos constructivos que garantizan un gran aislamiento térmico y acústico, como por ejemplo la fibra de celulosa, vidrios de baja emisividad en los ventanales o estructuras prefabricadas de hormigón, que además reducen bastante el tiempo de obra.

Se ha potenciado, además, el uso de luz natural en todas las dependencias del tanatorio y la introducción de vegetación con necesidades hídricas bajas en los jardines, que reducen el consumo de luz y agua respectivamente. En la línea de la sostenibilidad, el equipamiento también fomenta el uso del vehículo eléctrico en los desplazamientos de la empresa y dispone de un punto de recarga para este tipo de vehículos en las dependencias internas del tanatorio.

Sobre Tanatorio del Litoral
Tanatorio del Litoral es fruto de la unión de dos empresas referentes del sector funerario en Cataluña, Pompas Fúnebres de Badalona (PFB) y Áltima, de fuerte arraigo en la zona, larga tradición funeraria y expertas en la gestión de tanatorios, cementerios y crematorios.

Compartir:
Valorar este artículo