Actualizado: 19/11/2019
InicioInternacionalEl cementerios Ivry-sur-Seine dispone de un espacio para entierros ecológicos

El cementerios Ivry-sur-Seine dispone de un espacio para entierros ecológicos

El cementerios Ivry-sur-Seine dispone de un espacio para entierros ecológicos

Vía: RFI

El cementerio de Ivry-sur-Seine, que depende de París, abrió el pasado 29 de agosto el primer espacio funerario ecológico en la región Île-de-France, para aquellos que deseen ser enterrados con un menor impacto ambiental.

¿En qué consiste?
El objetivo es crear un espacio de recogimiento e inhumación respetuoso del medio ambiente, para responder a los pedidos cada vez más numerosos de “entierros ecológicos”.

Para poder descansar en este espacio, hay que respetar ciertas condiciones. “El cuerpo del difunto no debe someterse a un tratamiento de tanatopraxia, debe descansar en un ataúd de cartón o madera local sin tratar, y sólo se acepta una estela de madera”, explica al diario Le Parisien Pénélope Komitès, alcalde adjunta de París encargada de los espacios verdes. Además, las tumbas se cavan a mano para limitar el uso de maquinaria.

En cuanto a los fallecidos que fueron sometidos a quimioterapia, no son aceptados: “Las familias se comprometen a respetar esta decisión, pero no abrimos los ataúdes para controlarlo”, precisa Sylvain Ecole, jefe del departamento de cementerios de París.

Comienzos tímidos
En Ivry-sur-Seine, de los 157 espacios propuestos por el sitio, sólo dos están actualmente ocupados. Pero para Sylvain Ecole, no hay que preocuparse: “Cabe señalar que no es posible hacer reservas. El espacio aún no ha encontrado su propio ritmo, es necesario que la gente lo conozca. Es un poco pronto para hacer una evaluación”.

Los “cementerios naturales” adaptados a este tipo de entierros son poco comunes en el país. En Niort, ciudad del oeste de Francia, uno abrió en 2014. Los cuerpos son inhumados bajo los árboles, sin monumentos, o las cenizas pueden ser dispersadas y mezcladas con virutas de madera. Funciona según una carta de compromiso familiar.

Un centenar de difuntos están enterrados en este cementerio. Algunas personas dicen apreciar “la idea de volver a la tierra”. Y según los servicios técnicos de la ciudad, el lugar se ha convertido en un refugio para la biodiversidad, donde no se usan productos fitosanitarios.

“Este nuevo espacio fue una forma de revolución para Niort, que tiene 12 cementerios, lo que es significativo. Con este cementerio natural hemos dado un paso adelante decisivo, a juzgar por el éxito que hemos tenido con otros municipios que nos visitan”, se felicitó el alcalde adjunto de la ciudad, Marc Thébault.

Por último, está la cuestión del espacio utilizado por este tipo de entierro: un sitio ecológico consume unos 10 m2, en comparación con los 2 m2 habituales. Si bien en París mismo es imposible, en la periferia y en la provincia francesa, hay bastante espacio. Y después de Ivry-sur-Seine, el cementerio parisino de Thiais adquirirá su espacio ecológico en 2020.

Compartir:
Valorar este artículo