Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasCrean un método que permite detectar drogas en el tejido óseo de cadáveres

Crean un método que permite detectar drogas en el tejido óseo de cadáveres

Crean un método que permite detectar drogas en el tejido óseo de cadáveres

Una tesis doctoral realizada en la Universidad de Murcia (UMU) por Lucía Fernández López ha permitido desarrollar y validar un método para el análisis de opiáceos y cocaína en el tejido óseo humano que ha sido aplicado con éxito en muestras extraída de seis cadáveres.

Las conclusiones de este trabajo de investigación, que ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude, señalan que la experimentación se había desarrollado hasta ahora con animales sometidos a condiciones controladas de dosis, vía de administración, patrones de exposición a la sustancia, tiempo transcurrido entre la última administración y la muerte y grado de descomposición.

Entre las distintas sustancias de abuso existentes -añade la tesis-, los opiáceos y la cocaína constituyen un grupo de gran interés médico-legal, ya que se trata de drogas con una elevada prevalencia de consumo y responsables de la mayor parte de daños agudos relacionados con las mismas.

El método validado se aplicó con éxito a muestras óseas humanas extraídas de seis cadáveres, y las sustancias fueron detectadas en hueso en doce de los quince resultados positivos encontrados en sangre.

Con anterioridad, la autora de la tesis había recogido fragmentos costales de un centenar de cadáveres a los que se practicó la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Murcia.

Las muestras fueron desecadas, pulverizadas e incubadas con acetonitrilo en un baño de ultrasonidos, y la solución resultante fue sometida a una extracción en base sólida, empleándose para el análisis la cromatografía de gases acoplada a espectometría de masas.

La tesis fue dirigida por los profesores de la UMU Aurelio Luna (del Departamento de Ciencias sociosanitarias, experto en medicina legal y forense) y Javier Navarro (del área de Farmacología) y la investigadora del Centro Nacional de Adicciones y Dopaje del Instituto Nacional de Sanidad de Roma (Italia) Simona Pichini.

Compartir:
Valorar este artículo