Actualizado: 18/07/2019
InicioNoticiasEl nicho 46 del cementerio de Vall d’Uxó estaba vacío, el exalcalde dio la orden para el falso enterramiento

El nicho 46 del cementerio de Vall d’Uxó estaba vacío, el exalcalde dio la orden para el falso enterramiento

El nicho 46 del cementerio de Vall d’Uxó estaba vacío, el exalcalde dio la orden para el falso enterramiento

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó (provincia de Castellón) ha querido abrir, ayer lunes 17, el nicho número 46 del cementerio municipal de la localidad, y se ha comprobado que estaba vacío y que el nombre de Aitor Iureta Oteiza, que es el nombre se figuraba en la lápida, era falso.

Óscar Clavell, actual diputado nacional del PP y ex alcalde del municipio, “dio la orden de hacer este falso enterramiento para conseguir un supuesto beneficio electoral”, así lo ha afirmado la concejal de Urbanismo, Francesca Bartolomé. 

En el año 2016 el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó solicitó al juez que autorizara la apertura de varios nichos del cementerio municipal al existir serias sospechas que apuntaban a que se cerraron, a pesar de estar vacíos, con el único objetivo de beneficiar a terceros.

Con esta actuación irregular el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó dejó de ingresar 1.000 euros por la venta del nicho. Este hecho es “muy grave, no solo porque las administraciones públicas tenemos que garantizar los intereses de todos y no un interés particular, sino porque demuestra muy poco respeto por la ciudad y por la democracia”.

Se podrían haber cometido tres delitos: una de prevaricación, porque la adjudicación de los nichos está regulada por la ordenanza municipal.  El de malversación de fondos públicos, porque los nichos se venden por unos 1.000 euros cada uno y permitir que algunos queden vacíos supondría dejar de ingresar el dinero que cuestan. y un tercero de falsedad en documento público, ya que, el nombre de Aitor Iureta “no aparece ni ha aparecido nunca en los censos del instituto nacional de estadística (INE)”.

Bartolomé, concejal de Urbanismo, ha señalado que es “una burla” que Óscar Clavell “no haya dado explicaciones públicas sobre este asunto” y ha exigido “responsabilidades políticas” por “perjudicar a tantas personas para beneficiar a otros”.

Compartir:
Valorar este artículo