Actualizado: 11/12/2018
InicioNoticiasMés per Binissalem alerta de que el nuevo reglamento del cementerio provocará especulación

Més per Binissalem alerta de que el nuevo reglamento del cementerio provocará especulación

Més per Binissalem alerta de que el nuevo reglamento del cementerio provocará especulación

Vía: Jaume Canut / Diario de Mallorca

La aprobación de modificación del nuevo reglamento municipal del cementerio de Binissalem (Mallorca) no contó con los votos a favor de todos los partidos de la corporación, aunque salió adelante. Así, el grupo Més per Binissalem, emitió su voto en contra al argumentar su portavoz, Pere Pol, que con el nuevo reglamento se permita que dos personas puedan llegar a un acuerdo para ceder derechos funerarios; algo poco correcto, según dijo Pol.

Los ecosoberanistas indicaron que con la redacción del mismo se puede interpretar que es posible la trasmisión de derechos funerarios entre particulares sin parentesco.

Por su parte, el alcalde, Victor Martí (UxB), Unió per Binissalem, había anunciado, previamente, que dicho reglamento lo que pretende es acabar con las trabas que se dan cuando se trata de heredar derechos funerarios. En su intervención, Martí también quiso aclarar, en relación a una información anteriormente publicada, que “la utilización del cementerio municipal empezó en 1957, que es cuando se llevaron a cabo los primeros enterramientos, y que 1936 es el año en que fueron puestos a disposición del ayuntamiento los terrenos para su construcción”.

Pere Daniel Pol explicó posteriormente que “con la redacción de este reglamento se puede favorecer la especulación pues permite la venta de derechos entre terceros. Eso puede provocar que haya gente que adquiera tumbas con el único interés de revenderlas”.

Desde las filas populares, aunque manifestaron su voto a favor, quisieron dejar claro que el nuevo documento había sido realizado por el PP, y que Martí, aunque hubiera manifestado que había sido cosa suya, en todo caso, simplemente lo había finalizado, según argumentó Andreu Villalonga, portavoz popular. Una afirmación que, por los gestos, no parecía ser demasiado del agrado del primer edil.

De hecho, ese fue alguno de los rifirrafes que tuvieron lugar entre PP y UxB, lo cual llamó la atención de la socialista Pepa Ramis, quien dijo que aquello parecía más una “partida de tenis” entre los dos grupos –hasta hace muy poco socios de un mismo pacto– que un debate de sesión plenaria. El PSOE se abstuvo en la votación de este punto. Diario de Mallorca

Compartir:
Valorar este artículo