Actualizado: 15/11/2018
InicioAseguradorasSantalucía y Mapfre negocian la fusión de sus funerarias Albia y Funespaña

Santalucía y Mapfre negocian la fusión de sus funerarias Albia y Funespaña

Santalucía y Mapfre negocian la fusión de sus funerarias Albia y Funespaña

Vía: Economía

Mapfre y Santalucía están negociando la fusión de sus funerarias, según ha reconocido Mapfre en un hecho relevante remitido a la CNMV. La operación crearían el líder del sector en España con una facturación superior a los 200 millones.

Funespaña (propiedad de Mapfre) y Albia (de Santalucía), son la segunda y tercera mayores empresas de un sector altamente atomizado, en el que los grandes grupos apenas concentran un 34% de los servicios con márgenes de entre el 14 y el 22%, según un informe de la consultora Deloitte.

En el comunicado enviado a la CNMV, Mapfre reconoce que el diseño de la operación contempla que Santalucía se quedaría con la mayoría del grupo funerario resultante de la fusión. Esto implica que Santalucía debería compensar a la aseguradora presidida por Antonio Huertas.

Los altos márgenes y la relativa predictibilidad de los flujos de caja del negocio de las funerarias han convertido a esta industria en un objeto de deseo para fondos de pensiones y grupos especializados en gestión de infraestructuras.

Con su integración, la nueva sociedad superaría a Mémora, la mayor empresa española en la actualidad, adquirida por la gestora Ontario Teacher’s Pension Plan por unos 450 millones en el verano de 2017.

“La idea es que Santa Lucía tenga una participación mayoritaria puesto que el negocio de Albia es mayor que el de Funespaña”, indicó una fuente a Reuters, que adelantó ayer la noticia.

Funespaña es actualmente objeto de una opa de exclusión con la que Mapfre quiere hacerse con el 4% que no controla. En su oferta, Mapfre paga 7,5 euros por acción, valorando Funespaña en 140 millones de euros.

El sector de los servicios funerarios está muy ligado al asegurador, fundamentalmente en zonas urbanas. El 60% de los servicios corresponden a personas aseguradas y uno de cada dos españoles cuenta con un seguro de decesos, según datos de Deloitte.

Compartir:
Valorar este artículo