Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasÁltima hace balance sobre las nuevas tendencias y novedades de los servicios funerarios

Áltima hace balance sobre las nuevas tendencias y novedades de los servicios funerarios

Áltima hace balance sobre las nuevas tendencias y novedades de los servicios funerarios

La funeraria Áltima de Barcelona ha presentado las nuevas tendencias y novedades en servicios funerarios y cementerios en las que destacan el aumento en los servicios más respetuosos con el entorno así como el aumento de las ceremonias laicas y la superación, por primera vez en los servicios de Áltima en Barcelona, de las incineraciones por delante de las inhumaciones.

Nichos ecológicos que cambian la placa de mármol por una obra floral, urnas biodegradables que se disuelven en una fuente de agua o ataúdes sin contaminantes son algunas de las nuevas tendencias funerarias respetuosas con el medioambiente que se están imponiendo en el sector.

La inhumación de la urna biodegradable alrededor de un “árbol familiar” o en el entorno de un bosque o jardín del cementerio así como la “fuente del reposo” que diluye la urna y las cenizas con agua son algunas de las opciones más innovadoras que permite la urna ecológica.

La novedad del año son los nichos verdes, una iniciativa que se ha inaugurado este octubre en el cementerio de Roques Blanques para ampliar el abanico de ofertas sostenibles también a las sepulturas verticales. Estos nichos reproducirán la idea de los jardines verticales modulares mediante la ornamentación floral, con especies aromáticas mediterráneas.

Joan Ventura ha destacado que el objetivo de estos nichos es “sacar el gris de los cementerios” y hacerlos más amables a los visitantes creando espacios “más integrados con la naturaleza” y ha anticipado que si la iniciativa tiene éxito se ampliará a los panteones y a las tumbas.

“Las últimas iniciativas que impulsamos estaban relacionadas con la gestión de las cenizas, pero creemos que aún existe recorrido para innovar en las sepulturas verticales para adaptarlas al entorno”, ha subrayado Joan Ventura que ha destacado que el servicio podría incluso ser más barato por el ahorro de la placa de mármol.

Además, se mantiene la tendencia creciente de las ceremonias laicas, que de momento solo representan un 18 %, pero han aumentado casi un 10 % en los últimos años.

Joan Ventura ha destacado que las incineraciones ocupan, por primera vez, el primer lugar en los servicios de Áltima en Barcelona y representan un 51 % del total.

Según las previsiones de la funeraria esta tendencia irá en aumento hasta estabilizarse alrededor del 60 % en los próximos diez años y ha destacado las diferencias significativas que hay entre las ciudades y los entornos rurales donde las inhumaciones tradicionales se mantienen por delante.

En relación con la reciente polémica de la funeraria municipal que el gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quería impulsar, los responsables de Áltima han subrayado que en la capital catalana ya hay una gran oferta de servicios funerarios y han recordado que, por ley, en toda Cataluña las empresas brindan servicios funerarios gratuitos a personas que, según los servicios sociales, no pueden afrontar los costes del funeral.

El director del servicio funerario ha subrayado que el precio medio de un servicio es de 2.800 euros -el mínimo lo ha situado en unos 1.800- pero que con el IVA sube hasta los 3.300 euros. Josep Ventura ha recordado que, desde la última modificación del impuesto, el tipo impositivo del sector pasó al 21 % y ha reivindicado la bajada hasta el 10 %.

Compartir:
Valorar este artículo