Actualizado: 19/11/2018
InicioNoticiasLa empresa funeraria busca otras ubicaciones para el futuro tanatorio de El Campillo

La empresa funeraria busca otras ubicaciones para el futuro tanatorio de El Campillo

La empresa funeraria busca otras ubicaciones para el futuro tanatorio de El Campillo

La empresa funeraria que quiere poner en marcha el servicio de tanatorio en la localidad de El Campillo, (provincia de Huelva) está abierta a negociar con particulares para buscar ubicaciones alternativas alejadas del casco urbano, siempre y cuando lleguen compradores que quieran adquirir su vivienda de la calle Sevilla, situada en pleno centro de la localidad.

Así se lo ha trasladado la compañía al portavoz de los vecinos, Daniel Fernández, según ha explicado el Diario de Huelva, por lo que la plataforma contra el tanatorio dentro del pueblo, que se constituirá oficialmente el próximo lunes, ha decidido aplazar las acciones que tenía previsto acometer.

Por su parte, la alcaldesa de El Campillo, Susana Rivas, ha explicado, que el Ayuntamiento está “del lado de los vecinos y dispuesto a colaborar, siempre en función de lo que nos permita la ley. Ante la pregunta de si el Consistorio podría comprar la vivienda de la funeraria, la alcaldesa asegura que no es posible, pues “la casa de al lado también se vende y tendríamos que justificar por qué compramos una y no otra”, ha señalado.

La polémica sobre el tanatorio de El Campillo aumentó cuando el Consistorio ofrecía una permuta entre la vivienda de la calle Sevilla y la nave, de modo que esta última pasaría a manos de la funeraria y, la primera, a manos del Ayuntamiento.

La medida contó con el rechazo de los vecinos de la zona, tras lo que el Equipo de Gobierno Municipal decidió convocar una consulta popular en la que preguntaba a los ciudadanos si estaban de acuerdo con la permuta de la nave, no sin antes advertir de que la empresa sólo había aceptado esa alternativa y que, en caso de que no se le permutara, tenía la ley de su mano para instalar el tanatorio en la calle Sevilla, pues “nosotros cometeríamos un delito de prevaricación si le denegamos la licencia”, advirtieron.
En la consulta popular, únicamente votaron 48 personas de un censo formado por unas 1.700 aproximadamente.

Compartir:
Valorar este artículo