Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Atalaya habilitará una sala para “funerales civiles” en el velatorio municipal

El Ayuntamiento de Atalaya habilitará una sala para “funerales civiles” en el velatorio municipal

El Ayuntamiento de Atalaya habilitará una sala para “funerales civiles” en el velatorio municipal

Los residentes en el municipio de Atalaya (provincia de Badajoz) podrán realizar funerales civiles en una sala del nuevo velatorio municipal de la localidad, debido a que el ayuntamiento acaba de publicar una ordenanza para regular ‘los funerales civiles, homenajes y despedidas por fallecimientos.

Atalaya es el primer municipio de Extremadura en aprobar una ordenanza para funerales civiles. La notable de esta ordenanza es que el velatorio es de propiedad municipal y se ha querido habilitar una dependencia para estas ceremonias.

El consistorio confía en inaugurar el nuevo velatorio municipal a finales de agosto y acondicionará una sala para este tipo de actos civiles. Su aforo será de 35 personas como máximo, aunque, si fuese necesario, se podrían autorizar otros espacios públicos.  

La alcaldesa de Atalaya, Manuela Infantes (PSOE), explica que “España es un Estado aconfesional y no todo el mundo tiene que tener sentimientos religiosos”. De ahí esta iniciativa.

La alcaldesa ha recalcado que “promover la igualdad entre todas las personas, sea cuales sean sus convicciones religiosas o filosóficas sobre la muerte, es nuestra obligación, facilitar locales y espacios para que puedan celebrar actos de despedida civiles”, y añade, ”la sociedad es diversa y, como tal, existe también diversidad en los sentimientos”.

La duración permitida para las ceremonias de despedida no podrán ser superior a dos horas y el responsable de las instalaciones será el solicitante de la sala. Se deberá acreditar que la persona fallecida mantenía una relación con la localidad.
El ayuntamiento publicará la ordenanza para cuantificar el costo en concepto de alquiler de la sala y también para regular su uso.

Compartir:
Valorar este artículo