Actualizado: 20/11/2018
InicioNoticiasFuneraria Gijonesa quiere adquirir un terreno municipal para ampliar el crematorio de Cabueñes

Funeraria Gijonesa quiere adquirir un terreno municipal para ampliar el crematorio de Cabueñes

Funeraria Gijonesa quiere adquirir un terreno municipal para ampliar el crematorio de Cabueñes

La comisión de Hacienda analizará mañana 26 de julio, con carácter de urgencia, la declaración como «parcelas sobrantes» de dos trozos de terreno de propiedad municipal que Funeraria Gijonesa pretende adquirir para la ampliación de su horno crematorio en Cabueñes (Gijón).

En concreto, y según informó El Comercio, se trata de dos porciones de 432 y 389 metros cuadrados respectivamente, ubicadas entre el tanatorio y la travesía de la Laboral, calificadas como suelo para equipamiento asistencial y que «por su morfología no son aprovechables individualmente para su destino urbanístico».

La segregación de estas parcelas para su posterior venta a Funeraria Gijonesa ya fue tratada en el último Pleno, donde no logró la mayoría absoluta de 14 concejales para salir adelante. La intención es someterla de nuevo a votación plenaria la próxima semana.

Sobre el tanatorio crematorio de Cabueñes
El tanatorio de Cabueñes fue el primer tanatorio de Gijón, en 1993. Su apertura supuso un cambio para la ciudad de Gijón. En él se instaló el primer horno crematorio de la región y se introdujeron los actos religiosos dentro del propio tanatorio. El edificio consta de 21 salas velatorias, salones de actos y capillas, amplio hall, servicios de floristería, atención psicológica, cafetería – restaurante.

Sobre Funeraria Gijonesa
En 1983 abrió sus puertas esta empresa, fruto de la fusión de cinco familias dedicadas a los servicios fúnebres, algunas de ellas con una gran tradición que se remonta al año 1874. Las cinco funerarias eran Funeraria Feliciano Rodríguez, Funeraria Palacio, Propicia, Santa Lucía y Gran Funeraria. La unión de todas ellas dio lugar a una gran familia conocida hoy como Funeraria Gijonesa. 

Compartir:
Valorar este artículo