Actualizado: 17/11/2018
InicioEntrevistas“Sevilla es pionera” en la especialización de los servicios de Patología Forense”

“Sevilla es pionera” en la especialización de los servicios de Patología Forense”

“Sevilla es pionera” en la especialización de los servicios de Patología Forense”

Vía: Europa Press

El profesor asociado del Área de Toxicología de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y jefe de Sección de Anatomía e Histopatología Forense del Instituto de la Medicina Legal de Sevilla, Antonio Rico, ha afirmado este viernes que “Sevilla es pionera” en la especialización de los servicios de Patología Forense en la investigación de “muertes violentas o sospechosas de criminalidad”.

Rico ha realizado estas declaraciones tras su conferencia en el curso ‘Investigación cientifico-técnica de los homicidios: abordaje multidisciplinario’, el cual dirige, y que se celebra desde el jueves hasta este viernes como parte de la oferta de los Cursos de Verano de la UPO.

El profesor de la UPO ha asegurado que a nivel andaluz y español que Sevilla es pionera en que los servicios de Patología Forense estén especializados y los médicos forenses que trabajan en ellos “se dediquen exclusivamente a esta faceta de la medicina forense lo cual”, ha considerado, “es mucho mejor”.

“Del médico forense que trabajaba solo en su partido judicial, hemos pasado a un trabajo en equipo, un grupo de médicos forenses especializado exclusivamente en la investigación médico-legal de la muerte, con muchísimos más medios de los que había antes”. Por lo tanto, “el avance ha sido muy grande en muy poco tiempo”, ha agregado.

Según Rico, desde que se creó el Instituto de Medicina Legal de Sevilla (2003), los jefes de Servicio y los directores decidieron que el servicio de Patología Forense fuera completamente autónomo y se dedicara exclusivamente a esa faceta de la investigación” lo cual, ha afirmado “enriquece muchísimo”. “Hay que tener en cuenta que nosotros hacemos en torno a mil autopsias al año, con lo cual se crea una experiencia brutal con respecto a este tipo de investigación”, ha añadido.

En este sentido, ha asegurado que “España desde el punto de vista de la investigación criminal dentro de Europa es uno de los países punteros con toda seguridad”, tanto “en cuestiones policiales”, como “desde el punto de vista forense”, por la creación de institutos como el de Sevilla con los que “el avance ha sido abismal”.

La ponencia del director del curso ha estado acompañada por otras de policías que actúan en el grupo de Homicidios o de Policía Científica y que han acompañado estas afirmaciones de Rico, ya que “su metodología, es absolutamente puntera y moderna”, incorporando “las últimas medidas necesarias”.

Cómo se investigan los homicidios
En España, el homicidio es una investigación que “desde el punto de vista científico-técnico” depende de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de médicos forenses y del laboratorio del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, así como los de los cuerpos de seguridad mencionados.

En Andalucía, “los médicos forenses dependen de la Consejería de Justicia de la Junta”, ya que es una competencia transferida y se organizan en los institutos de medicina legal, ha expuesto Rico.

Asimismo, ha explicado que los forenses intervienen en “todas las muertes violentas o sospechosas de criminalidad”, aunque ha matizado que este último caso es “bastante amplio”, ya que incluye a los fallecidos “sin testigos o jóvenes que han sufrido una muerte súbita”, entre otros supuestos. Andalucía cuenta con ocho Institutos de Medicina Legal, uno en cada provincia, cada uno de los cuales presta servicios de Clínica Médico Forense, Psquiatría Forense, el mencionado de Patología Forense y otro de Laboratorio Forense, que todavía es “incipiente”, pero que el instituto de Sevilla sí incorpora. “Somos capaces de hacer análisis para una autopsia, aunque luego complementamos con el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses”, ha explicado Rico.

Grado de fallos
El jefe de Sección de Anatomía e Histopatología Forense del Instituto de Medicina Legal de Sevilla también ha sido preguntado acerca de la actuación de la antropóloga forense de la Policía Nacional del denominado caso José Bretón, la cual afirmó en un primer informe que los restos óseos de las víctimas -Ruth y José Bretón, hijos del acusado- pertenecían a animales, y el grado con el que se producen estos fallos, ante lo cual ha afirmado que “no suelen pasar muy a menudo”.

El forense ha preferido no opinar “del caso concreto” al no tener “la información necesaria”, no obstante, ha manifestado que “el diagnóstico, para un antropólogo forense especializado en la materia, tiene poca dificultad”. “Todo depende del estado de esos restos y de cómo te lleguen y lo primero que se hace cuando están muy deteriorados es discriminar si son huesos de animal o de una persona”, ha agregado.

Por otra parte, ha explicado técnicas que se utilizan para analizar restos óseos, como la “anatomía comparada”, que se emplea cuando “son huesos más grandes”, y que “en cualquier caso, hay estudios de laboratorio que pueden identificar la especie perfectamente”.

Compartir:
Valorar este artículo