Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasMelilla repara las galerías de nichos del cementerio de La Purísima, dañadas por el terremoto de 2016

Melilla repara las galerías de nichos del cementerio de La Purísima, dañadas por el terremoto de 2016

Melilla repara las galerías de nichos del cementerio de La Purísima, dañadas por el terremoto de 2016

El Cementerio de La Purísima de Melilla, una de las infraestructuras dañadas por el terremoto de magnitud 6,3 registrado en el Mar de Alborán el 25 de enero de 2016, ha podido ser recuperado gracias a unas obras de reparación en las que la Ciudad Autónoma y el Estado han invertido 418.144 euros.

El consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, ha visitado el cementerio cristiano para presentar el resultado de estas obras, en las que se han empleado materiales de última generación por ser una infraestructura que se encuentra a la intemperie y a pocos metros del mar, protegiéndola así del ambiente salino, y dándole el triple de resistencia que con materiales habituales.

Quevedo ha destacado la importancia de esta actuación para reparar todas las galerías de nichos del cementerio, debido a que muchas de sus estructuras quedaron dañadas por el fuerte temblor de tierra, dejando además muchos petos sueltos con peligro de caída que han sido demolidos y repuestos enteros.

Además, con esta obra también se han impermeabilizado más de mil metros cuadrados de cubiertas para evitar el “difícil” ambiente marino, lo que daba lugar a humedades, y se han llevado a cabo refuerzos con fibra de carbono para evitar emplear estructuras metálicas debido también a esa razón.

Según Quevedo, todas estas actuaciones han permitido dar a estas galerías al menos 30 años más de uso, convirtiendo este problema en “una oportunidad” al lograr una reparación estructural para muchos años en una infraestructura que ya arrastraba muchas de estas deficiencias, pero que con el terremoto “aumentaron sustancialmente”.

Aún quedan otras actuaciones pendientes para reparar los daños del terremoto, como es la rehabilitación de la segunda planta del Palacio de la Asamblea, cuya tercera fase acaba de salir a licitación para iniciar las obras en agosto.

Compartir:
Valorar este artículo