Actualizado: 15/11/2018
InicioInternacionalLa empresa Minerales de Occidente exhuma cadáveres y destruye cementerio en busca de oro

La empresa Minerales de Occidente exhuma cadáveres y destruye cementerio en busca de oro

La empresa Minerales de Occidente exhuma cadáveres y destruye cementerio en busca de oro

Vía: Criterio

Una gran empresa de minería de oro con sede en Canadá está exhumando cadáveres en un cementerio hondureño porque estos se interponen en su camino hacia las ganancias. La ciudad de Azacualpa se encuentra aproximadamente a 122 kilómetros al noroeste de la capital de Honduras, en el municipio de Tegucigalpa. En una colina cercana, se encuentra un cementerio de 200 años de antigüedad.

La filial hondureña de Aura Minerals, Minerales de Occidente (Minosa), ha cometido el agravio de exhumar 350 cuerpos de este cementerio para horror de muchos de los residentes. Mientras tanto, algunos miembros de la comunidad productora de café han aceptado la exhumación de sus familiares y han recibido pagos a cambio.

Sin embargo, Minosa está siendo criticado por aprovecharse de las personas que tienen poco dinero en una zona pobre de este país de por sí ya empobrecido de Centroamérica. Y la tal compensación no es realmente una compensación: la compañía acordó previamente con las autoridades realojar a 400 familias a cambio de permiso para minar ciertas áreas, como el sitio del cementerio, pero parece que ahora solo está repartiendo dinero en efectivo. Además, parece que la empresa tiene sus ojos en la aldea como su próximo lugar para extraer oro, por lo que los residentes bien pueden tener que mudarse de todos modos.

“Lo que queremos es que el cementerio no se toque”, dijo a The Guardian Genaro Rodríguez, un residente de Azacualpa de 60 años. Otro vecino, Floresmira López, recientemente tuvo que proteger la tumba de su padre para evitar que los mineros extraigan su cuerpo. Ella también cree que la debacle ha llevado a problemas de salud inducidos por el estrés y conflictos familiares.

Pocos controles
Los conflictos familiares están afectando a muchos miembros de la ciudad ya que la compañía minera solo requiere permiso de un miembro de la familia para exhumar un cuerpo. Sin embargo, cuando algunos parientes se oponen a la expulsión y otros no, evidentemente surgen tensiones. The Guardian informó que un hombre de 85 años está siendo presionado para dar permiso a la compañía para exhumar a sus suegros, pero no quiere crear conflicto con sus nietos, quienes están en contra de las exhumaciones.

Sin embargo, por ahora la extracción de cadáveres del cementerio está detenida gracias a que un grupo de vecinos emprendieron acciones legales contra la minera y la nefasta práctica. Un juez interpuso una medida cautelar a la alcaldía de la localidad con la cual se ordena detener toda exhumación, según dijo a Reuters Víctor Fernández, abogado de los habitantes de Azacualpa.

Compartir:
Valorar este artículo