Actualizado: 18/09/2018
InicioNoticiasVecinos de Benifairó de la Valldigna ceden terrenos para construir el nuevo cementerio municipal

Vecinos de Benifairó de la Valldigna ceden terrenos para construir el nuevo cementerio municipal

Vecinos de Benifairó de la Valldigna ceden terrenos para construir el nuevo cementerio municipal

Vía: Levante-emv

Tres vecinos del municipio de Benifairó de la Valldigna (provincia de Valencia) han llegado a un acuerdo con el Consistorio de la localidad para ceder varios terrenos de su propiedad, con una superficie de 5.000 metros cuadrados, para poder construir el nuevo cementerio municipal.

El alcalde, Josep Antoni Alberola, tilda el gesto de estas tres personas de «muy generoso», sumado a la subvención singular que la Diputación de Valencia ha concedido al municipio, que asciende a 300.000 euros, se podrán iniciar los trabajos incluso el próximo verano. El proyecto está siendo redactado en estos momentos y el primer edil espera que esté acabado en breve.

El acuerdo se sella bajo el formato de cesión por aprovechamiento. Esto significa que los propietarios entregan estas parcelas al consistorio y, a cambio, otros terrenos de su propiedad ubicados en otros sectores en los que el PGOU prevé un desarrollo urbanístico ganan derechos.

El municipio podrá, de ese modo, poner fin a la situación que se viene generando en los últimos años, cuando, periódicamente, aparece el temor de que se acaben los nichos en el actual recinto. En una primera fase se construirá aproximadamente la mitad del camposanto. Solo con ese proyecto ya es el doble de grande que el actual», explicaba el alcalde. Se levantarán unas 500 unidades de enterramiento, con lo que la localidad de la Valldigna tendrá servicio, una vez esté habilitado, para 10, 15 años.

Y es que, según el Plan General de Ordenación Urbana de Benifairó esas parcelas son de las pocas que están calificadas como dotacionales en todo el término municipal que cumplen con los requisitos que marca la ley para la construcción de un cementerio. Estas infraestructuras deben encontrarse a más de 500 metros de las zonas residenciales.

Eso aleja bastante el cementerio de su ubicación actual, pegado a la primera zona de viviendas y junto a varias naves industriales. El ayuntamiento, en previsión, hace unos meses que asfaltó el camino de acceso a lo que será el futuro camposanto.

El acuerdo con los propietarios se refrendará en el próximo pleno, que tendrá lugar el 5 de junio, después de que esta misma semana acabara el plazo de exposición pública sin que se haya presentado ni una sola alegación. Una vez se inaugure la nueva instalación, en el actual cementerio ya no se podrán hacer enterramientos.

Compartir:
Valorar este artículo