Actualizado: 22/09/2021
InicioCuriosidadesLos cuerpos plastinados de Von Hagens nuevamente en exposición

Los cuerpos plastinados de Von Hagens nuevamente en exposición

Los cuerpos plastinados de Von Hagens nuevamente en exposición

La exposición itinerante de cuerpos plastinados de Gunther von Hagens, el artista al que llaman “Doctor Muerte”, siguen despertando admiración, desprecio, asco y curiosidad donde quiera que vaya. A pesar de los muchos detractores de su exposición  Bodies:The Exhibition aún no han podido impedir que siga presentándola por todas las ciudades del mundo, desde que se estrenara en Japón en 1995.

Gunther Von Hagens nacido Gunther Gerhard Liebchen) es un artista y científico alemán nacido el 10 de enero de 1945 en Alt-Skalden, cerca de Kalisz (Polonia), entonces parte de Alemania. Por el momento la muestra sigue abierta hasta el 23 de julio. En la web aseguran que verán “la fascinante vida de nuestro cuerpo más allá de piel, de la cabeza a los pies”.

¿Qué es la plastinación de cuerpos?
La plastinación es un proceso en el que se elimina toda la grasa y fluidos corporales de una persona muerta con la ayuda de unos disolventes o solventes, tales como la acetona fría y tibia, y se sustituye por un preparado plástico hecho de resinas elásticas de silicona y rígidos de epóxicas. Este procedimiento requiere bastante tiempo y puede durar unas 1500 horas, lo que supone aproximadamente un año de trabajo.

La plastinación fue desarrollada por Gunther Von Hagens en 1977, y esa técnica se puede conseguir que un cadáver humano se conserve perfectamente sin llegar a descomponerse. También que adquiera flexibilidad y pueda ser doblado para darle la postura que se quiera, igual que un maniquí. Otra de las propiedades interesantes, es que conserva un color muy parecido al del cuerpo original.

Gunther Von Hagens ideó ésta técnica con el fin de poder usar estos cuerpos plastinados para análisis y estudios del cuerpo humano en ciencias o medicina. Él les otorga el sobrenombre de “especímenes”, los cuales no poseen piel y sólo se aprecia en ellos los huesos y músculos.

El primer paso consiste en inyectar formaldehído al cuerpo para eliminar las bacterias e impedir la descomposición, aparte de quitar la piel y tejidos grasos adiposos. Posteriormente se disuelven las grasas del cuerpo al sumergirlo en acetona.

El siguiente paso se denomina impregnación y se ejecuta en una cámara al vacío. El efecto de esta técnica reside en sustituir la acetona del cuerpo por un polímero como la silicona, poliéster, epoxy… Según la clase de polímero que se emplee, se pueden obtener órganos opacos o más transparentes, así como distintas durezas en los mismos: la silicona posibilita la flexibilidad, el epoxy transparencia y el poliéster opacidad, siendo perfecto por ejemplo para los encéfalos en los que se necesita diferenciar la sustancia gris de la blanca.

Luego se ordena la disposición de los órganos en el cuerpo y se terminan de endurecer con la ayuda de gas, luz o calor. Para una presentación, se puede mostrar una parte concreta del cuerpo o incluso cuerpos plastinados que estén seccionados por la mitad o en láminas (rodajas) de 2 a 8 mm. de espesor. Para el proceso de laminado, primero hay que congelar el cuerpo y luego se usará resina de poliéster o epoxy en vez de silicona.

Compartir:
Valorar este artículo