Funsegur
Actualizado: 03/02/2023
Gesmemori
InicioDestacadosUna funeraria denuncia al Hospital Arnau de Vilanova por «ponerle trabas para el traslado de difuntos»

Una funeraria denuncia al Hospital Arnau de Vilanova por «ponerle trabas para el traslado de difuntos»

Una funeraria denuncia al Hospital Arnau de Vilanova por «ponerle trabas para el traslado de difuntos»

La asociación Esfune ha asesorado a una funeraria de la Val d’Aran (Valle de Arán -provincia de Lérida) que ha denunciado al Hospital Arnau de Vilanova por ponerle “trabas” a la hora de encargarse del traslado de difuntos, debido a que el hospital da preferencia a la funeraria “La Lleidatana” sin que los familiares puedan elegir la empresa que quieren que gestione el servicio, vulnerando la ley de liberalización del sector funerario.

Paula González, responsable de la funeraria denunciante, ha señalado que “el hospital elige directamente a la funeraria, La Lleidatana, en detrimento de otras pequeñas, sin importarles si el fallecido es de Lérida capital, y ello repercute directamente en el precio que las familias deben abonar por el servicio”. Los familiares deben pagar a una funeraria por el traslado del cadáver y a la otra, por el resto del servicio funerario.

González, nos dice que envió un burofax al Hospital Arnau exponiendo su queja porque no se le había permitido encargarse de un traslado, y la respuesta que obtuvo fue que “la ordenanza de servicios funerarios del Ayuntamiento de Lérida dice que para recoger a un cadáver hay que tener una autorización”.

El hospital asegura que respeta la liberalización del sector y que trabaja con todas las funerarias, si bien, reconoce que lo hace más con la funeraria de la capital de Lérida, por el volumen de fallecidos, y asevera que cualquier funeraria que tenga autorización para trabajar en su municipio puede ir al Arnau a recoger a un cadáver.

El presidente de Esfune, Aureli Sánchez, ha declarado que la asociación apoya a esta funeraria de la Val d’Aran, frente al monopolio del sector en la capital leridana y anuncia “actuaciones contundentes” para denunciar una situación que afecta al Hospital Arnau, al Institut Català de la Salut (ICS) y también a la Paeria. (Este término se utiliza para denominar a los alcaldes de los Ayuntamientos de Lérida y Cervera).

Sánchez considera que hay que denunciar la ”ilegalidad de la ordenanza funeraria” por no adaptarla a la ley del parlamento aprobada en octubre de 2010, donde se daba un plazo de seis meses a los ayuntamientos. También asegura que «esto sucede en otras localidades como Tarragona y Barcelona» y que en 2015 ya denunciaron “contratos de exclusividad en Barcelona entre funerarias, hospitales y geriátricos.”

El Hospital Arnau registra unas 780 defunciones al año. Su director, Jaume Capdevila, manifestó a TV3 “nunca he recibido una queja formal y si ha habido algún error, ha sido puntual e involuntario”, e insistió, “es posible que por inercia nos hayamos dirigido a la funeraria La Lleidatana, y pido disculpas, pero estoy seguro de que después las funerarias se han debido poner de acuerdo”.

Compartir:
Valorar este artículo