Actualizado: 26/07/2021
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha iniciado la rehabilitación del cementerio San Rafael y San Roque

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha iniciado la rehabilitación del cementerio San Rafael y San Roque

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha iniciado la rehabilitación del cementerio San Rafael y San Roque

Vía: Patricia Ginovés / La opinión

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha iniciado por fin los trabajos de rehabilitación del cementerio San Rafael y San Roque. El presupuesto de esta primera fase es de 100.000 euros, dentro de un proyecto global para cumplir con el “deber de conservación” que tienen que respetar tanto los particulares como la propia administración con respecto de los lugares de interés público del municipio, como ocurre con el histórico camposanto, explica el concejal de Urbanismo, José Ángel Martín.

Las obras se prolongarán durante cuatro meses y, además, el Ministerio de Fomento se encarga de parte de los gastos de restauración, mantenimiento y conservación de este enclave chicharrero. Una de las intervenciones más importantes que se está realizado es la reposición de las piedras del pasillo central del cementerio.

El edil socialista explica que algunas de ellas se encontraban muy fragmentadas debido al paso del tiempo, lo que había provocado que este paseo se hundiera y fuera imposible transitar por él cuando llovía. Para ponerle una solución, la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) procedió a la clasificación de cada una de las piedras para su arreglo y posterior recolección.

Asimismo, actualmente ya se están arreglando algunas de las capillas. El pasado año, el Ayuntamiento de Santa Cruz encargó un informe para conocer el estado de cada uno de los 676 panteones que se encuentran en este Bien de Interés Cultural (BIC). Este documento diferencia entre varios niveles de conservación para poder priorizar los trabajos de mejora.

El primero de ellos está compuesto por los que precisan labores mínimas de intervención; el segundo grupo, en un estado regular, son los panteones que conservan todas sus partes, aunque en algunas partes están rotas, y precisan una restauración sencilla; y por último están los panteones en un mal estado y que son todos aquellos que precisan intervenciones mayores, que podrían conllevar investigaciones históricas y levantamiento de planos.

De este modo, y según esta clasificación, el Ayuntamiento de Santa Cruz se encarga ahora de recuperar 334 panteones que están conservados de forma regular, que sumados a los que están bien conservados alcanzarán la cifra de 480. Así, se conseguirá recuperar el 71,01% de los panteones del recinto funerario chicharrero.
El cementerio de San Rafael y San Roque engloba dos recintos funerarios que en su día fueron proyectados y construidos de manera independiente: el cementerios católico y el inglés. Ahora, con la ejecución de estos trabajos, el Ayuntamiento conseguirá que “ambos conjuntos funerarios puedan funcionar en el futuro de manera autónoma, tal y como fueron proyectados”, explica el informe municipal.

La superficie total del Bien declarado es de 7.155,39 metros cuadrados. De ellos, el 81,94 % corresponde al cementerio católico, es decir, unos 5.800 metros cuadrados, y el 12,44%, unos 890 metros cuadrados, al cementerio británico. Finalmente, el 5,62 %, 402 metros cuadrados, está formado por una pequeña zona libre y está previsto destinarla a un columbario de nueva construcción que permita dotar al recinto de una mínima actividad funeraria, al margen de la eminentemente cultural.

De los 560 panteones del cementerio católico, el 20,36 % (114) se encuentra en buen estado; el 53,39 % (299), en estado regular; y solo el 26,25% (147) está en mal estado. Así, tanto los panteones en buen estado como los que están en estado regular forman parte de esta primera fase de la intervención.

Por su parte, en el cementerio británico hay 116 panteones de los que el 27,59 % (32) se encuentra en buen estado; el 30,17 % (35), en estado regular; y el 42,24 % (49) está en mal estado.
El concejal de Urbanismo asegura con “el cementerio sigue para adelante”. Y es que el Ayuntamiento de Santa Cruz quiere, con esta primera fase de los trabajos, “dar los primeros pasos para intervenir progresivamente en la totalidad del BIC”. El último objetivo de estas obras es transformar el campo santo en un activo cultural y turístico.

Compartir:
Valorar este artículo