Actualizado: 19/09/2020
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Almería autoriza una nueva ampliación de 400 nichos en el cementerio de San José

El Ayuntamiento de Almería autoriza una nueva ampliación de 400 nichos en el cementerio de San José

El Ayuntamiento de Almería autoriza una nueva ampliación de 400 nichos en el cementerio de San José

Vía: El Almería

El Ayuntamiento acaba de autorizar a la empresa concesionaria de los servicios mortuorios de la capital de Almería nuevas obras en el cementerio de San José y Santa Adela para la construcción de otras 400 unidades de enterramiento -nichos- con los que la capital acomoda la demanda futura prevista a la oferta sin que en los años venideros pueda surgir una incómoda ‘lista de espera’ como ha ocurrido en otras ciudades españolas.

La dotación de estos 400 nichos ya fue anunciada el pasado año por el responsable político del estado de los cementerios de la capital, el concejal de Salud y Consumo, Carlos Sánchez, quien recientemente ha obtenido el visto bueno de la Junta de Gobierno Local para concederle a la empresa concesionaria, ASV Funeser, luz verde al inicio de las obras.

El proyecto está redactado desde octubre de 2014 y, aunque se multiplican las unidades de enterramiento existentes, no implica ampliación alguna del camposanto en cuanto a superficie de las instalaciones.

Las nuevas unidades de enterramiento se suman a los 300 nichos nuevos, 90 columbarios y diez criptas que el Ayuntamiento mandó construir en el año 2013 en el principal camposanto y a la oferta existente en los cuatro cementerios del término municipal. El camposanto de El Alquián fue reforzado con 29 nichos y 18 columbarios y pronto La Cañada contará con otras 46 unidades.

Con estas nuevas dotaciones, el Ayuntamiento puede cubrir la futura demanda de espacio que pudiera generarse, teniendo en cuenta también que cada vez son más las familias almerienses las que se decantan por las incineraciones con una línea de crecimiento en auge desde los últimos quince años, pero sobre todo desde que comenzara la crisis económica. Y es que los precios de las cremaciones, mucho más bajos que los de los enterramientos clásicos, son una cuestión a considerar.

Compartir:
Valorar este artículo