Actualizado: 29/07/2021
InicioNoticiasLa Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta presenta alegaciones al PGOU por el cementerio musulmán

La Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta presenta alegaciones al PGOU por el cementerio musulmán

La Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta presenta alegaciones al PGOU por el cementerio musulmán

Vía: J. Oliva / El faro digital

La aprobación del  Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) constituye un momento histórico para la ciudad autónoma y, tanto la Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta (UCIDCE) como la unidad administrativa del cementerio de Sidi Embarek, consultaron el documento durante su exposición pública de cara al futuro de los enterramientos.

La federación y los trabajadores del camposanto musulmán comprobaron que la parcela que hoy ocupa una empresa dedicada a  productos ganaderos y cárnicos está “calificada como zona ajardinada” en el PGOU a pesar del “compromiso” de la Ciudad Autónoma a “incorporarla” a la ampliación del cementerio, en palabras de Laarbi Maateis, presidente del colectivo. El terreno, puntualizó este portavoz, forma parte del patrimonio municipal de la Ciudad Autónoma de Ceuta y colinda con la tapia trasera de la parte antigua del cementerio.

Por este motivo y dentro del plazo establecido, la entidad islámica y los empleados de Sidi Embarek presentaron alegaciones con el objetivo de que la Ciudad Autónoma cambie la calificación de uso antes de recibir luz verde. Esta anexión al proyecto de ensanche estuvo sobre la mesa en una reunión que mantuvieron los reclamantes; el presidente de la Ciudad y la consejera de Presidencia, señaló Maateis, quien resaltó la “predisposición” mostrada por esta administración.

Asimismo, prosiguió el presidente de la federación religiosa, Bel recibió de “buen agrado” la solicitud de los trabajadores relativa a la cesión de un vehículo “como regalo de Reyes” para el transporte de utensilios ya que tienen que usar sus automóviles particulares al cumplir con sus funciones. “Aunque sea de segunda mano o que tenga en el Parque Móvil sin usar”, añadió.

Maateis estimó que, durante los últimos tres años, los operarios dieron sepultura en los huecos libres de todo el cementerio evitando perder espacios. Desde hace años, los musulmanes reivindican los trabajos de habilitación de la parcela adquirida por la Ciudad  –de la carpa de Luna Blanca a la calle doctor Abdelkrim, la cantera de piedra, viviendas de Sánchez y talleres Muñoz– para la ampliación del cementerio y varias infraestructuras. Con este proyecto, las necesidades estaría cubiertas unos 25 años.

El máximo representante de la UCIDCE subrayó que el cementerio ceutí compatibiliza en los enterramientos el cumplimiento de los preceptos islámicos y el reglamento municipal de sanidad mortuaria.

Compartir:
Valorar este artículo