Actualizado: 25/09/2020
InicioNoticiasEl cementerio de San Eufrasio, declarado Bien de Interés Nacional, no tienen medios para su conservación

El cementerio de San Eufrasio, declarado Bien de Interés Nacional, no tienen medios para su conservación

El cementerio de San Eufrasio, declarado Bien de Interés Nacional, no tienen medios para su conservación

Vía: José M. Liébana / Ideal

El cementerio de San Eufrasio en Jaén que, aunque tiene espacio para crecer, su cercanía con el casco urbano y la construcción en 1972 del nuevo cementerio de San Fernando hizo que el Ayuntamiento de Jaén programara desde entonces su cierre. De hecho, a finales de 2002 se dejó de hacer enterramientos y, una década después de su cierre a nuevas inhumaciones, tenía que haber quedado clausurado definitivamente.

Es más, si se hubiera querido y podido, desde enero de 2013 se podía haber demolido, una vez que en 2012 finalizó el periodo de sanidad y, como se hizo con cementerios anteriores en Jaén y en otras ciudades, los terrenos se destinan a otros usos, como equipamientos para la ciudad o incluso la construcción de viviendas, si bien esto último uso no suele ser ya habitual. Su futuro depende de lo que establezca para la zona el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de cada municipio.

De hecho, en el PGOU de Jaén elaborado en 2006, que al final no fue aprobado, se decía textualmente: «Se plantea el levantamiento del antiguo cementerio de San Eufrasio para generar en este espacio de gran centralidad urbana un espacio público que actuara a modo de Parque Central de la ciudad. La importante ubicación y la necesidad de ordenar su entorno lo convierte en una actuación preferente».

Y ello a pesar del acuerdo plenario aprobado por el Ayuntamiento en febrero de 2004, siendo alcalde Miguel Sánchez de Alcázar, de instar a la Junta a su declaración como BIC, lo que no llegó hasta siete años después. Fue en 2011 cuando el cementerio fue declarado por la Consejería de Cultura Bien de Interés Cultural (BIC) y quedó protegido.

En el PGOU que acaba de ser aprobado, esta zona figura también como parque. El actual concejal de Urbanismo, Javier Márquez, señala que ello es compatible con su protección como BIC. De ahí la reciente propuesta del alcalde, José Enrique Fernández de Moya, de musealizar el cementerio pero con la colaboración de su propietario, el Obispado, y de la Junta de Andalucía, que lo declaró BIC.

Para ello esgrime una sentencia del TSJA que alega que como las competencias en materia de cultura las tiene en exclusiva la Junta, esta tiene la obligación de preservar el bien, sin perjuicio de la colaboración de otras administraciones o entidades, según apunta el concejal.

«Todos se quieren quitar el muerto de encima, nunca mejor dicho, pero tienen que intervenir conjuntamente los tres», añade el edil, que incluye al Ayuntamiento, que gestiona el camposanto jienense mediante una cesión de uso. «En este caso es de sentido común que se convierta en un cementerio parque y que se conserve lo que merezca la pena proteger», dijo.

Compartir:
Valorar este artículo