Actualizado: 12/12/2018
InicioNoticiasDebido a la falta de pago la capilla del cementerio municipal de Son Coletes de Manacor corre peligro de derrumbe

Debido a la falta de pago la capilla del cementerio municipal de Son Coletes de Manacor corre peligro de derrumbe

Debido a la falta de pago la capilla del cementerio municipal de Son Coletes de Manacor corre peligro de derrumbe

Vía: S. Sansó / Diario de Mallorca

La falta de pago de los titulares de una capilla del cementerio municipal de Son Coletes de Manacor, (Mallorca) ha hecho que el Ayuntamiento deba intervenir de forma urgente para evitar que se venga abajo y sepulte los cien nichos que alberga. Solo un 30% de los familiares de los fallecidos han querido hacer frente a la parte proporcional de los 7.000 euros que el consistorio les reclamaba en un principio, para poder rehabilitar el espacio situado en la parte izquierda de la entrada al camposanto.

La capilla ya tuvo que ser apuntalada en marzo de 2013, debido al empeoramiento de las paredes y cubierta, lo que obligó al Ayuntamiento a cerrar el recinto al público hasta que no se recuperara la seguridad interior. De hecho el arquitecto municipal, Joan Cortès, elaboró a finales de septiembre un detallado informe técnico en el que prohibía el acceso a la capilla a tenor del peligro evidente para la seguridad, quedando el paso restringido a los técnicos del cementerio.

Fue entonces cuando los responsables del área local que se encarga de Son Coletes, con la edil Maria Bover al frente, se pusieron en contacto con los propietarios de los nichos (que no de los terrenos, que sigue siendo el consistorio manacorí) para pedirles el pago de una cuota que sufragara las obras de acondicionamiento de la capilla. Petición a la que tan solo 30 titulares respondieron, pese que en los contratos por los que se adquieren los enterramientos, se deja claro que serán los familiares quienes se harán cargo del mantenimiento del camposanto cuando sea necesario.

Pero ante la continuada pasividad de éstos, y después de que durante el pasado pleno municipal el portavoz de Esquerra, Joan Llodrà, pidiera explicaciones al equipo de gobierno sobre los nichos en peligro, el Ayuntamiento ha decidido intervenir.

De hecho la regidora Bover, pese a que en un primer momento dijo no saber nada de un presupuesto preparado por los técnicos locales “porque simplemente el espacio no es nuestro”, ya tiene sobre la mesa el coste de las obras: finalmente un total de 7.000 euros, que posteriormente el propio consistorio podría reclamar a los titulares de la capilla apuntalada.

Hay que recordar que el ayuntamiento de Manacor es dueño de los terrenos donde se ubica el cementerio de Son Coletes, pero no de los derechos para enterrar, que pertenecen a cada titular que mantenga el pago en vigor.

Compartir:
Valorar este artículo