Actualizado: 11/12/2018
InicioNoticiasEl velatorio-crematorio que se está construyendo en Ciudad Rodrigo se resolverá en los tribunales

El velatorio-crematorio que se está construyendo en Ciudad Rodrigo se resolverá en los tribunales

El velatorio-crematorio que se está construyendo en Ciudad Rodrigo se resolverá en los tribunales

El futuro del velatorio-crematorio que se está construyendo en estos momentos en el Camino del Cementerio de Ciudad Rodrigo (provincia de Salamanca) se resolverá en los tribunales, tras la presentación en los mismos de al menos dos recursos contra la decisión del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo de rechazar las alegaciones presentadas al proyecto de construcción y permitir que ésta siga adelante.

Las alegaciones planteaban que la parcela donde se está construyendo no puede albergar un velatorio-crematorio al no estar destinada a equipamiento, que no quedaba claro en el proyecto cómo iba a ser la gestión de los residuos, que la salud de los vecinos podría verse afectada por las sustancias nocivas que emitirá, y que Europa recomienda que estas instalaciones se encuentren a una distancia de 2.000 metros de los núcleos residenciales. A la hora de rechazar las alegaciones, el Ayuntamiento se limitó a atender al Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad y a la ley mortuoria, argumentando que según los mismos se puede instalar un velatorio-crematorio en un lugar residencial.

Respecto a los recursos presentados en los tribunales, uno ha sido presentado por una empresa de Ciudad Rodrigo, mientras que el otro ha sido promovido por una nueva entidad denominada Asociación de Perjudicados por el Crematorio del Camino del Cementerio de Ciudad Rodrigo. Esta Asociación fue creada durante la primavera a partir de la movilización vecinal que hubo en la Avenida de Salamanca para intentar evitar la construcción de la citada instalación. En aquellos meses primaverales, hubo dos manifestaciones en la calle (una dentro del propio barrio y otra que llegó a la Plaza Mayor) reclamando que la construcción no llegara a iniciarse.

Aquellas concentraciones no dieron su fruto, y los vecinos más afectados decidieron recurrir a la justicia en el mes de mayo –como ya tenían previsto inicialmente como ‘plan B’-, constituidos como Asociación. Según rezan los estatutos de la entidad su fin principal es “rechazar la construcción y puesta en funcionamiento del horno crematorio de cadáveres y restos humanos” del Camino del Cementerio. Pero, asimismo, también rechazan “otras actividades que sean susceptibles de ser molestas, nocivas, insalubres y/o peligrosas para las personas que sean instaladas o vayan a serlo en un radio menor a 2000 metros de zonas de viviendas o zonas de permanencia prolongada de personas”.

Entre los fines de la Asociación se encuentran el ejercer la representación de los afectados en los recursos administrativos y en la vía judicial, así como “promover, organizar y celebrar manifestaciones, recogidas de firmas y reuniones informativas para dar a conocer y defender los derechos de los afectados por estas actividades”.

La Asociación también quiere proponer a los ayuntamientos de las poblaciones de la comarca de Ciudad Rodrigo, así como a los servicios competentes de la Junta de Castilla y León, la modificación, respectivamente, de los planes generales de ordenación urbana y de la legislación autonómica. Concretamente, se propone hacer los cambios

Compartir:
Valorar este artículo