Actualizado: 23/09/2020
InicioNoticiasVecinos de una calle de Bera, manifiesta su oposición a la instalación de un tanatorio en los bajos de su edificio

Vecinos de una calle de Bera, manifiesta su oposición a la instalación de un tanatorio en los bajos de su edificio

Vecinos de una calle de Bera, manifiesta su oposición a la instalación de un tanatorio en los bajos de su edificio

Vía: Diario Vasco

Los vecinos de Iturlandeta nº2 en Bera (municipio de la Comunidad de Navarra) han manifestado públicamente su oposición a que se instale un tanatorio en los bajos de sus edificios. «Creemos que para este tipo de actividad, un bajo de un edificio de viviendas no es lo más adecuado, ni aquí, ni en ningún otro edificio de viviendas. Es por lo que solicitamos al Ayuntamiento la posibilidad de modificar la ordenanza municipal».

Los vecinos quieren dejar claro que «no estamos en contra del tanatorio, ni del servicio que deba prestar, que consideramos necesario, pero que sea en otro lugar como un edificio independiente exclusivo», porque creen que «habría que considerarlo una actividad incompatible con las viviendas».

Recuerdan que un tanatorio tiene que cumplir unos requisitos técnicos «y presentar una compatibilidad efectiva con el uso residencial de la parcela. Y, así, la instalación del tanatorio, por la actividad propia del mismo, como por la afluencia de personas y vehículos, daña la sensibilidad e interfiere el normal desarrollo de las actividades cotidianas de los residentes de la zona».

Por esos motivos, solicitan al Ayuntamiento, a través de una recogida de firmas, «la denegación de la licencia para implantar esta actividad en la planta baja de Iturlandeta 2», así como «la posibilidad de introducir modificaciones en la ordenanza municipal, en virtud de las cuales se prohibiese la ubicación de tanatorios en entornos urbanos destinados al uso residencial como ocurre en numerosas localidades navarras».

Los vecinos celebraron una reunión con responsables del consistorio que «no llegó a buen puerto. La respuesta del Ayuntamiento sobre este tema es el argumento de que los vecinos deberíamos hacer un trabajo personal con profesionales para aprender a convivir con la muerte, y también, transmitírselo a nuestros hijos». Están de acuerdo, pero recuerdan que se verían «forzados a soportar lo que nos afecta el sentimiento de dolor de los familiares continuamente… al salir al balcón, al salir por el portal, etc…»

Creen que «el tanatorio es un servicio que pertenece a todo el pueblo y necesita estar en un entorno que no nos interfiera en la vida diaria de ningún vecino».

Compartir:
Valorar este artículo