Actualizado: 25/01/2021
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Arteixo anunció que el municipio construirá un cementerio civil

El Ayuntamiento de Arteixo anunció que el municipio construirá un cementerio civil

El Ayuntamiento de Arteixo anunció que el municipio construirá un cementerio civil

Vía: La Voz Galicia

El Ayuntamiento de Arteixo (La Coruña) anunció que el municipio dispondrá de un cementerio civil, (para difuntos que no profesen la religión católica) y que se ubicará junto al nuevo camposanto. Este anuncio se hizo por parte del gobierno local, aunque todavía no hay fecha para su construcción. «Hay que recordar que todos los cementerios que tiene Arteixo son católicos y que la normativa indica que los municipios de más de 31.000 habitantes deberán disponer de un camposanto de propiedad municipal», explicó ayer el gobierno local.

El Concello (Ayuntamiento) indicó también que la medida no se tomará de forma inmediata, sino que habrá que esperar unos años debido, precisamente, a la aprobación del PGOM, que no será hasta el 2018. «En el documento de inicio ya habrá una reserva de suelo para este cementerio civil, que estará ubicado junto al actual y tendrá una extensión aproximada de entre cinco mil y diez mil metros cuadrados», indicaron.

Tanto el colectivo evangélico como la asociación Abu Baker ya solicitó en repetidas ocasiones y por escrito la construcción de un cementerio municipal en Arteixo. De hecho, los protestantes explicaron que tenían que solicitar permiso al arzobispado o al sacerdote encargado del camposanto antes de poder enterrar a sus fallecidos en él. Este colectivo explica que su petición se basa en el hecho de que el municipio debería contar con un cementerio municipal para que todos los vecinos de Arteixo puedan enterrarse en él, independientemente de la religión que profesen.

En el caso del colectivo musulmán, el proceso para enterrar a sus fallecidos es más complicado. Según indicó el gobierno local, su religión indica que deben ser enterrados en el suelo y sin caja mortuoria, por lo que debe proyectarse una especie de encofrado en las tumbas con el fin de cumplir la normativa.

La creación de este camposanto municipal multiplicará la oferta de panteones y tumbas autorizadas en el municipio, que ya tiene más oferta que demanda. Prueba de ello es que el Arzobispado de Santiago solicitó en el 2005 licencia en el Concello para la construcción de 720 nichos. Nueve años después, tan solo se construyeron 126 y no se han vendido todas a pesar de que el panteón con ocho nichos cuesta nueve mil euros.

Compartir:
Valorar este artículo