Actualizado: 21/11/2018
InicioEmpresas¿Qué ocurre con nuestras cuentas en las redes sociales cuando hayamos fallecido?

¿Qué ocurre con nuestras cuentas en las redes sociales cuando hayamos fallecido?

¿Qué ocurre con nuestras cuentas en las redes sociales cuando hayamos fallecido?

El pasado 30 de octubre se presentó Postumer, un servicio que ayuda a tramitar la baja de cuentas en redes sociales de las personas fallecidas. En la actualidad existen un gran número de redes sociales que cuentan con millones de usuarios en todo el mundo. Sólo Facebook, la red mayoritaria en número de usuarios, cuenta con más de 1,15 billones de usuarios.

A ésta le siguen otras redes como Twitter o Google+, con más de 500 millones de cuentas abiertas o Linkedin, la red profesional que cuenta con más de 230 millones de perfiles. Con estos datos y teniendo en cuenta la influencia creciente que tienen las redes sociales en nuestras vidas, surge una pregunta lógica; ¿qué ocurre con nuestras cuentas en redes sociales cuando hayamos fallecido?

Tras el fallecimiento de una persona, sus cuentas sociales continúan activas, enviando notificaciones automáticas a su red de contactos como solicitudes de amistad, mensajes acerca de gustos o recordatorios de cumpleaños. Sólo en 2012 murieron 3 millones de usuarios con cuentas sociales y se calcula que, sólo en Facebook, existen actualmente más de 30 millones de perfiles activos pertenecientes a personas fallecidas. Esta cifra se prevé que aumente en los próximos años debido al aumento de edad media de los nuevos usuarios de redes sociales.

Postumer, vela por la integridad digital de los difuntos

Según sus creadores, Núria Bartra y Albert Casas, Postumer nace de una necesidad latente de la sociedad de la información. Con nuestros perfiles personales y profesionales cada vez más expuestos, se hace necesario gestionar el final de la vida digital de la manera más adecuada, con el fin de salvaguardar el honor de las personas fallecidas y proporcionar a sus allegados las herramientas que les permitan guardar un buen recuerdo de la persona, sin pasar por situaciones hirientes.

En muchas ocasiones, tramitar la baja de una cuenta puede resultar un proceso complicado y tedioso, ya que las redes no están dispuestas a facilitar el proceso de baja de un usuario, ya que esto supone restar enteros a sus abultadas cifras, una baza que los medios sociales utilizan con frecuencia para medir su valor en el mercado, ante inversores o frente a empresas anunciantes.

Para facilitar este proceso, nace Postumer, quién además de la tramitación de bajas de perfiles en redes sociales, ofrece servicios de gestión de bajas para cuentas de correo, traspaso de titularidad de blgos o webs, así como cierre de perfiles en foros o páginas de matchmaking, entre otras. Si bien en la actualidad su ámbito de actuación se centra en el área de Cataluña, los planes a medio plazo son ampliar el radio de acción a todo el conjunto del estado español.

Compartir:
Valorar este artículo