Actualizado: 12/11/2018
InicioNoticiasParque Cementerio de Málaga Parcemasa, aspira a jardín botánico

Parque Cementerio de Málaga Parcemasa, aspira a jardín botánico

Parque Cementerio de Málaga Parcemasa, aspira a jardín botánico

Vía: La Opinión de Málaga

Los cipreses han dejado de ser los únicos compañeros de los cementerios, algo que se puede apreciar muy bien en el Parque Cementerio de Málaga, Parcemasa.

De sus 500.000 metros cuadrados, alrededor de un tercio lo ocupan las tumbas y nichos. Casi todo lo demás es una zona verde con gran variedad de árboles, algo que ya evidencia su nuevo logo, un mullido árbol y con la palabra parque más grande que cementerio.

Federico Souvirón, gerente de Parcemasa, quiere conseguir que los usuarios que acuden al cementerio tengan también la oportunidad de disfrutar de la naturaleza con independencia del sitio. «Teniendo en cuenta que desde los celtas el árbol se relaciona con la muerte y, afortunadamente, como en esta tierra crece lo que se planta, la idea es desarrollar aquí un jardín botánico», plantea.

 La propuesta guarda también relación con el auge de las cremaciones, «que ya suponen un 70%», mientras el resto son enterramientos. 

«Los cementerios tienen que reconvertirse y ser lugares de recuerdo, la gente tiene que recordar y tener referencias.

El psicólogo ha detectado que con las cremaciones, como es una cosa rápida, hay quien se queda sin terminar su duelo, ¿y dónde está mi referencia?», expone.

Por este motivo nace el proyecto el Bosque de los Recuerdos. «Lo que planteamos es que la persona que quiera pueda plantar un árbol, siempre que sea mediterráneo y de la zona y ahí depositar sus cenizas, de tal manera que pueda acudir a regarlo o a estar un rato», comenta. También apunta la posibilidad de que esa persona reciba un plantón de recuerdo.

Para enriquecer ese Bosque de los Recuerdos, que ya cuenta con una zona planificada en Parcemasa, Federico Souvirón propone que se planten semillas y esquejes de los árboles más representativos de Málaga y pone de ejemplos «el palo borracho de la plaza de Alfonso Canales, el árbol de Reding o la higuera del Museo Picasso».

Se trata de un proyecto que el conocido botánico José Antonio del Cañizo ve factible. Precisamente, a este botánico y exdirector de La Concepción le ha encargado Parcemasa un jardín de plantas aromáticas en los alrededores de la tanatosalas. «En quince días nos presentará el proyecto», informa el gerente.

La ermita perdida

Pero el secreto mejor guardado de Parcemasa también se quiere renovar. Se trata de algo que ni siquiera conocía el alcalde Francisco de la Torre hasta este año: la existencia, coronando un pequeño cerro, de una ermita dedicada a la Virgen de la Victoria.

 Construida hace cerca de un cuarto de siglo para que se pudieran depositar las cenizas en los alrededores, se encuentra en un estado bastante mejorable.

Todo el camino de ascensión al cerro está jalonado por una escalera hecha con traviesas de tranvías y en la subida se encuentran las estaciones del Via Crucis. En lo alto, una cubierta de tejas y una estatua de la Virgen de la Victoria de piedra, a la que suben a rezar muy pocos malagueños, pues la mayoría ignora el emplazamiento. 

El gerente quiere mejorar este ignoto rincón de Parcemasa que ofrece espléndidas vistas y que en el futuro permitirá vislumbrar, desde estas alturas, el Bosque de los Recuerdos, una iniciativa para que el parque cementerio luzca más la gran zona verde que lleva dentro.

Compartir:
Valorar este artículo