Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasLas familias españolas gastaron menos en los servicios funerarios y más en los servicios de gama baja

Las familias españolas gastaron menos en los servicios funerarios y más en los servicios de gama baja

Las familias españolas gastaron menos en los servicios funerarios y más en los servicios de gama baja

Según datos facilitados en rueda de prensa por el vicepresidente de Grupo Mémora Eduard Vidal y el director general de Servicios Funerarios de Barcelona, Joan Berenguer las familias españolas gastaron menos en flores, recuerdos y traslados y pagaron una media de 3.200 y 3.300 euros por funeral.

En su presentación del balance de 2012. Grupo Mémora nos dijo que las familias españolas gastaron menos en los servicios funerarios y más en los servicios  de gama baja -los que su importe es menor de 2.000 euros- el porcentaje creció en un 12%. El Grupo Mémora realizó el año pasado 46.000 servicios funerarios, 16.000 incineraciones y 41.000 familias ocuparon sus salas de velatorio en el conjunto de España.

Eduard Vidal ha reseñado que el coste medio de un sepelio se sitúa entre los 3.200 y los 3.300 euros para los particulares, independientemente de si el cuerpo es incinerado o enterrado –sin incluir el precio del nicho–, mientras que en el caso de los servicios contratados vía seguros privados –el 62% del total–, el precio se sitúa en los 2.400 euros; unas cifras que “se han moderado claramente en los últimos años”.

También, se ha incrementado el número de familias que deciden pagar el entierro e 12 meses sin intereses en un 4% de todos los servicios particulares, lo que junto con el aumento del IVA de 2012 ha supuesto que la cantidad que representan haya pasado de 1,3 millones de euros a 1,5 millones–, una opción instaurada por Mémora en 2010; a la par que han crecido un 11% hasta los 550 los “servicios funerarios de beneficencia” que realiza el grupo, en el marco de su programa de responsabilidad social corporativa.

El Grupo Mémora, líder del sector, confía en mantener este año su nivel de facturación en los 168 millones de euros, pese a que realizará un millar de servicios menos –en el conjunto de España y Portugal pasarán de 47.000 a 46.000–, dada la dinámica poblacional influida por olas de calor y frío y enfermedades como la gripe.

Alrededor de un 61% de las familias tienen cubiertos los gastos funerarios por una póliza de decesos y un 4% de los particulares que tienen que asumir el coste se han acogido a las facilidades de pago, que consisten en abonar el importe a plazos, en 12 meses.

Joan Berenguer ha explicado que Servicios Funerarios de Barcelona cumple este 2013 su primer centenario –el 85% de la compañía pertenece a Mémora y el 15% al Ayuntamiento–, una efeméride que enlaza con la “prioridad número 1” de proseguir su expansión, especialmente en la zona del Baix Llobregat, con la apertura de nuevos tanatorios como el de L’Hospitalet de Llobregat.

En relación a los 14.000 servicios realizados en el área de Barcelona, Berenguer ha explicado que sigue la tendencia al alza de las incineraciones y ceremonias laicas –un 1,1% y un 1,8% más este año, respectivamente–, y de hecho las cremaciones ya representan el 44% del total y las ceremonias no religiosas el 12,5%.

En el conjunto de España estas cifras son sensiblemente inferiores, con un 30% en el caso de las incineraciones y un 2% en el de las ceremonias laicas, ya que este “cambio de cultura funeraria” también está ligado a cambios en las instalaciones y la formación específica de personal, ha subrayado Vidal.

 

 

Compartir:
Valorar este artículo