Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasUltimátum a los propietario de 51 sepulturas del cementerio Santa María la Antigua en Vicálvaro

Ultimátum a los propietario de 51 sepulturas del cementerio Santa María la Antigua en Vicálvaro

Ultimátum a los propietario de 51 sepulturas del cementerio Santa María la Antigua en Vicálvaro

Vía: ABC

El cementerio parroquial de Santa María la Antigua de Vicálvaro (municipio de provincia de Madrid) ha lanzado un ultimátum a los propietarios de 51 sepulturas: si no se hacen cargo de las tumbas que aparecen a su nombre, el camposanto procederá a exhumar los restos que hay en ellas para depositarlos en el osario común e incinerarlos después.

La Junta Administradora del camposanto tomó esta decisión el 1 de octubre, dado el evidente estado de abandono en el que se encuentran estas sepulturas. Lo hacen, dicen, cumpliendo con el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de la Comunidad de Madrid. Para ello, el 15 de abril lanzó un escrito en el que daba un plazo de tres meses -que finaliza el próximo 15 de julio- para que los responsables de estas 51 tumbas se personen en las oficinas del cementerio.

De no hacerlo, informa la nota, esas unidades de enterramiento serán rehabilitadas o construidas de nuevo, mientras que los titulares de dichas sepulturas perderán todo los derechos a posteriores solicitudes. Desde la parroquia de Santa María la Antigua no quisieron aclarar si el titular de alguna de las tumbas abandonadas se ha personado ya en las oficinas del cementerio. Estas 51 sepulturas representan una excepción en el recinto, pues la inmensa mayoría de ellas se encuentran en perfecto estado.

El camposanto, situado en la calle San Cipriano, es uno de los más antiguos de Madrid. Tiene prácticamente 200 años, pues se tiene constancia de que, al menos, su primer enterramiento fue en 1814. En la actualidad, cuenta con cerca de 2.000 sepulturas. La Junta Administradora del cementerio ha expuesto el aviso en el Tablón de Anuncios del cementerio, en el Boletín Oficial de la Comunidad, en el Boletín del Arzobispado de Madrid, en dos diarios locales y en ABC.

Compartir:
Valorar este artículo