Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento se ve obligado a sufragar los gastos de entierro a personas sin recursos

El Ayuntamiento se ve obligado a sufragar los gastos de entierro a personas sin recursos

El Ayuntamiento se ve obligado a sufragar los gastos de entierro a personas sin recursos

Vía: Laura Docampo

Morirse cuesta caro y más en un contexto de crisis como el actual. Esto provoca que cada vez sean más los sepelios de vecinos sin recursos que el Ayuntamiento de La Laguna (Tenerife), se ve obligado a sufragar. Según informó el concejal de Bienestar Social, Miguel Ángel González, en los últimos meses el Consistorio ha financiado una docena de entierros.

Las inhumaciones que tramitan los servicios sociales municipales corresponden a personas que, según el edil, vivían solas, no tenían ningún seguro que cubriera los gastos de sus exequias y nadie reclama sus cuerpos. En otros muchos casos, se trata de fallecimientos de gente joven y de mediana edad en el seno de familias que no tienen trabajo ni recursos económicos para hacer frente a los elevados gastos funerarios.

Bienestar Social también intercede ante las empresas de sepelios cuando los vecinos se lo solicitan por no poder asumir los servicios funerarios en un solo pago. En estas situaciones, González señala que “se suelen conseguir pagos fraccionados que se adaptan a las circunstancias personales”.

La contratación de los servicios funerarios y de enterramiento supone un gasto medio en las Islas de unos 3.000 euros por defunción, de acuerdo con las tarifas difundidas por el grupo Mémora, la empresa con mayor cuota de mercado de servicios funerarios en toda España. Si esa cifra se multiplica por las 877 personas fallecidas en el municipio durante 2010, el último año del que se publicaron datos en el INE, el resultado es millonario.

No obstante, el Ayuntamiento de La Laguna ha negociado una tarifa especial de 600 euros por sepelio con una funeraria. Todos los enterramientos de beneficencia del municipio se hacen en el cementerio municipal de San Luis, ubicado en Los Baldíos.

Para evitar que se repita la historia del indigente que falleció en febrero del año pasado en el Hospital General de Puerto del Rosario, Fuerteventura, y todavía continúa en las cámaras del tanatorio sin que el Ayuntamiento se haga cargo de su sepultura por no estar empadronado, los consistorios de La Laguna y Santa Cruz han cerrado un acuerdo de colaboración para repartirse las inhumaciones. 
Miguel Ángel González asegura que mediante este convenio se ha establecido un criterio para dar respuesta a este tipo de demanda social. “Nos hemos comprometido a asumir los casos en función del municipio en el que el fallecido estuviera empadronado y no del lugar de la muerte”, puntualizó.

La gestión de los cinco cementerios locales que tiene La Laguna genera un déficit de 600.000 euros al año. En 2011, el Ayuntamiento gastó 400.000 euros en personal y otros 400.000 para financiar la seguridad y los jardines de los camposantos de Punta del Hidalgo, Tejina, Valle de Guerra, San Juan y San Luis. Sin embargo, los ingresos apenas rondaron los 200.000 euros.

La Laguna es el municipio de Tenerife que más cementerios tiene y los cambios en las costumbres funerarias, a favor de la incineración, han tenido un efecto importante en este servicio. El camposanto de San Luis es el primero de Canarias que cuenta con una zona para esparcir las cenizas. La parcela mide 2.000 metros cuadrados y su uso es gratuito. Ante su buena acogida, el Gobierno local planea duplicar este espacio.

Compartir:
Valorar este artículo