Actualizado: 20/03/2019
InicioNoticiasUn “insoportable hedor” cubre la Ciudad de la Justicia de Málaga

Un “insoportable hedor” cubre la Ciudad de la Justicia de Málaga

Un “insoportable hedor” cubre la Ciudad de la Justicia de Málaga

La Junta de Andalucía ha asegurado este miércoles que los olores en la Ciudad de la Justicia de Málaga denunciados por el sindicato CSI-F se debieron al avanzado estado de descomposición de un cadáver al que se le iba a realizar la autopsia en el Instituto de Medicina Legal (IML) y no a algún fallo en las instalaciones.

La Consejería de Justicia e Interior ha resaltado en un comunicado el buen funcionamiento de los sistemas de ventilación y que el citado problema del pasado 1 de enero “fue de carácter puntual”. Según la Junta, dicho problema “sólo se prolongó durante una hora de ese día y estuvo motivado por el avanzado estado de descomposición que presentaba el cadáver al que se le iba a realizar la autopsia”, que originó los olores “a pesar del correcto funcionamiento de los sistemas”.

El sindicato CSI-F había denunciado el “insoportable hedor” que, “de forma intermitente y a través del sistema de ventilación”, se produce en la Ciudad de la Justicia de Málaga, y que según esta central sindical procede del depósito de cadáveres y las salas de autopsias del Instituto de Medicina Legal. Este sindicato ha solicitado una inspección de las dependencias después de que los trabajadores del Juzgado de Guardia se quejaran el pasado 1 de enero del “hedor” que, a su juicio, “sólo puede provenir de las salas de autopsias y del depósito ubicados en el sótano”.

Un funcionario que estaba en servicio de guardia el día de Año Nuevo aseguró que el desagradable olor le obligó a mantener las ventanas abiertas pese a las bajas temperaturas. Sin embargo, según denunció este funcionario, algunas dependencias como los dormitorios son interiores, y su ventilación depende únicamente del aire acondicionado.

El sindicato ha recordado que episodios como éste han obligado en diversas ocasiones al personal a salir de la calle y ha subrayado que la inhalación reiterada de este aire “afecta nocivamente al estado físico y psicológico de trabajadores y usuarios”.

Compartir:
Valorar este artículo