Actualizado: 28/10/2020
InicioNoticiasTras varios meses de protestas los trabajadores de la funeraria Gesfursa ya cubren los servicios

Tras varios meses de protestas los trabajadores de la funeraria Gesfursa ya cubren los servicios

Tras varios meses de protestas los trabajadores de la funeraria Gesfursa ya cubren los servicios

Vía: Diari de Tarragona

La funeraria de Reus vuelve a funcionar con normalidad tras meses de protestas por parte de sus trabajadores. De esta forma, todos los servicios que se ofrecen desde la Gestió de Serveis Fuenraris de Reus (Gesfursa) se llevan a cabo en el horario habitual y de forma íntegra en la ciudad.

Los empleados han decidido poner  fin a las medidas de presión tras acordar con el ayuntamiento el nuevo convenio. De esta forma se anunció en la reunión del consejo de administración del Grup Salut celebrado la semana pasada.

Desde el comité de empresa se mostraban satisfechos con la firma del convenio, a pesar de recordar que no aporta mejoras de ningún tipo y que siguen sin saber cuando cobrarán la paga extraordinaria. En buena medida, según cuentan, esta decisión se ha tomado ante la incertidumbre que atraviesan por el proceso de privatización de la empresa.

Después de quedar desierto, el alcalde Carles Pellicer explicó hace una semana en una conferencia en el Centre de Lectura que se convocaría un nuevo concurso público. La decisión se ha tomado después de un proceso de contacto con las empresas del sector que han puesto sobre la mesa peticiones que obligarían a cambiar, de forma sustancial, el pliego de condiciones inicial –una circunstancia que no permite la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas–.

En estos momentos se está a la espera de que el consistorio  anuncie el nuevo concurso y las nuevas bases. Una de las posibilidades con más opciones es que, finalmente, salga a la venta la funeraria mientras que la gestión del cementerio continúe en manos del consistorio. En cualquier caso, los planes de lograr una adjudicación durante 25 años por 9,5 millones de euros –precio de salida del anterior concurso– parecen una quimera.

El inicio en noviembre

Las medidas de protesta de los 27 trabajadores que tiene Gesfursa se iniciaron el noviembre del año pasado tras tomar una determinación bien clara: no hacer más de lo que correspondía a su jornada laboral. A la práctica, esto ha representado que durante unos cuatro meses no se hayan cubierto las bajas laborales ni las vacaciones, provocando un importante desajuste de personal, por ejemplo, en el crematorio.

Éste, durante muchas horas a la semana, ha estado sin empleados y, por lo tanto, sin la posibilidad de que se pudieran realizar las incineraciones pertinentes tanto de la ciudad como del resto de municipios a los que da servicio.

Para evitar esta situación, el Ayuntamiento de Reus optó por derivar las incineraciones a Tarragona. Aún así, el crematorio de la ciudad no ha dejado de prestar servicio ningún día durante estos últimos meses de protestas.

Compartir:
Valorar este artículo