Actualizado: 16/12/2017
InicioMedicina ForenseEl forense determina que el estado del cuerpo no permite determinar la causa de la muerte

El forense determina que el estado del cuerpo no permite determinar la causa de la muerte

El forense determina que el estado del cuerpo no permite determinar la causa de la muerte

Vía: elfunerario.com

El estado del cuerpo, y su nivel de “putrefacción y descomposición”, hacen que “resulte imposible determinar la causa de la muerte”, tal y como ha relatado en el juicio del ‘Caso Vanesa’ el médico forense que hizo la segunda autopsia.

Tras la declaración del acusado, y las intervenciones previas para anunciar los hechos de acusación y defensa, han intervenido en el juicio del ‘Caso Vanesa’ dos médicos forenses (que no hicieron la primera autopsia sino una segunda).

Han relatado la dificultad de analizar un cadáver que lleva “veinte o treinta días” en el agua. No obstante, sí han apuntado a que se puede “excluir una muerte violenta” porque no estaba dañada la “estructura osea”.

En cualquier caso, han aseverado que “la putrefacción lo cambia todo” y hace que “desaparezca” cualquier huella de un posible “estrangulamiento” (posible causa de muerte a la que apunta la acusación).

También han considerado “poco probable” el suicidio y que se cayera “accidentalmente” al agua porque en las “circunstancias” las que apareció el cadáver no se encuentran dentro de un “acto suicida típico”, sobre todo, porque no tenía la ropa fuera ni ésta se encontraba en las inmediaciones.

Ya como conclusión final han dicho: “las conclusiones científicas médico forenses no podrían apoyar una conclusión de asesinato. En este caso, la medicina legal poco pueden aportar en una investigación”.

CRONOLOGÍA

2-11-2009 Dan por desaparecida a María Vanesa Ávila Cienfuegos, una agente de Policía Nacional destinada en Logroño que no se presenta en su puesto de trabajo.

8-11-2009 La juez envía a prisión al agente de la nacional retirado Borja Morillo, exmarido de la desaparecida.

15-11-2009 Aparece el cadáver de Vanesa en la ribera del río a su paso por la localidad alavesa de Baños de Ebro. Una mujer que paseaba por la zona encuentra el cadáver.

16-11-2009 Practican la autopsia al cadáver en el Instituto Vasco Medicina Legal, en Vitoria.

26-11-2009 El ADN confirma que el cuerpo hallado en el Ebro es el de María Vanesa Ávila.

15-1-2010 La juez deja en libertad bajo fianza de 15.000 euros a Borja Morillo, único sospechoso de la muerte de Vanesa.

12-3-2010 La autopsia revela que Vanesa murió por sumersión y llegó con vida al agua. La Fiscalía solicita otra autopsia.

29-4-2010 La agente de policía fallecida es enterrada en su localidad natal, Ambroz, Granada, cinco meses después de la aparición del cadáver en el Ebro.

18-5-2010 La segunda autopsia, practicada esta vez en San Sebastián, revela que pudo morir el mismo día de su desaparición.

30-11-2010 El Juzgado de Violencia sobre la Mujer dicta un auto de transformación de las diligencias previas a tribunal de jurado.

21-4-2011 La Audiencia desestima la petición de nulidad de las actuaciones judiciales, solicitada por el abogado del acusado.

17-6-2011 Ordenan la apertura de juicio contra Borja Morillo.

 

Compartir:
Valorar este artículo